Mariguana medicinal en México, negocio de 12 mil millones de dólares

La primera firma que importó medicamento con cannabidiol, HempMeds, prevé invertir 500 mdd en investigación; marihuana podría sustituir a 40 fármacos

De aprobarse la iniciativa de ley que permite el uso medicinal de la marihuana, este mercado tendría un valor de entre 10 y 12 mil millones de dólares anuales, en un lapso de 20 años, de acuerdo con estimaciones de la firma médica HempMeds, la primera con permiso de la Cofepris para comercializar RSHO-X, medicina a base de cannabidiol, para tratar enfermedades como el síndrome de lennox gastaut y la epilepsia refractaria.

En entrevista con La Razón, el director ejecutivo de HempMeds, Stuart Titus, comentó que si bien el mercado en México puede tomar un tiempo en desarrollarse, prevén que puede alcanzar una cifra similar a la del mercado en California, en Estados Unidos.

“En California el mercado legal del cannabis está en alrededor de 1.3 mil millones de dólares; sin embargo, no será hasta el año 2018 en que tendrá un sistema más formal, con impuestos y todas las consideraciones necesarias para establecer el tamaño del mercado. Estimamos que el mercado de cannabis medicinal en California podría ser de 10 a 12 mil millones de dólares anuales. Esa es la cifra estimada que prospectamos para México en un lapso de más o menos 20 años”, acotó.

Asimismo, dijo que de ser prospero el mercado de la marihuana medicinal, y su desarrollo, en un periodo de 10 a 20 años, un sólo tratamiento médico a base de cannabidiol podría sustituir al 40 por ciento de los medicamentos que actualmente existen en el mercado para uso de enfermedades neurodegenerativas.

La compañía con sede en Estados Unidos, aplaude la iniciativa de ley presentada por el Ejecutivo federal para permitir el uso médico de la cannabis; lo anterior, tras los casos de Grace Elizalde y Alina Maldonado, dos niñas con padecimientos neurológicos que no contaban con opciones para sus problemas de salud bajo el esquema de soluciones médicas tradicionales.

Caber recordar que en febrero de este año, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), autorizó que los padres de Alina pudieran importar un aceite de cáñamo basado en cannabidiol llamado “RSHO-X”. Fue así como HempMeds se convirtió en la primera y única firma dedicada al desarrollo de productos derivados del cáñamo industrial en el mercado mexicano.

De acuerdo con Stuart Titus, el RSHO-X no cuenta con el principio psicoactivo de la marihuana; por lo que realiza investigaciones en niños para apoyar con medicamentos sólo a base de cannabidiol.

La empresa prepara una inversión por medio millón de dólares, en los próximos dos años, si se tiene luz verde para importar medicina a base de cannabis, para “educar a la comunidad científica, médica y a la población en general, sobre los beneficios de la planta”.

Si bien, la iniciativa de ley permite la siembra, cosecha, posesión, uso medicinal y, en general, todo acto relacionado con la cannabis, Titus vilumbra en un primer momento importar los medicamentos.

Compuestos de la hierba más estudiados para cura de enfermedades crónicas

La planta cannabis sativa contiene más de 60 fitocannabinoides de los cuales el delta-9 tetrahidrocannabinol (THC), es el más abundante. Del resto de los cannabinoides, los más estudiados son Dronabinol (DBN) y Nabilona (NB). Cannabinol (CBN), producto de la oxidación del THC y que contiene el 10% de su efecto psicoactivo.

Cannabidiol (CBD) que no tiene efecto psicoactivo pero parece contar potencialmente con ciertos efectos: antiinflamatorio, analgésico, antipsicótico, antiisquémico, ansiolítico/antiepiléptico.

Cannabigerol (CBG) y el cannabicromeno (CBC) estudiado para la psicosis, epilepsia, ansiedad, alteraciones del sueño y sobre algunos procesos neurodegenerativos, al igual que en eventos isquémicos, emesis, ingesta de alimentos, diabetes tipo, osteogénesis, sistema inmunológico y cáncer.

 

 

Origen: Mariguana medicinal en México, negocio de 12 mil millones de dólares :: La Razón :: 23 de mayo de 2016

Deja un comentario