Cuba y China crean fondo de industria biotecnológica

20160517090536811XINHUA-CRI

La cooperación en la industria biotecnológica entre China y Cuba ha cosechado importantes progresos con la firma de varios acuerdos entre empresas de ambos países y la creación de un fondo especial para apoyar proyectos relacionados.

El fondo, con un capital de 2.000 millones de yuanes (307 millones de dólares), se presentó la semana pasada en el distrito Gaoxin de Chengdu, capital de la provincia suroccidental china de Sichuan, donde la industria biotecnológica ha sido elegida como una de las cinco prioridades para el futuro desarrollo de la zona.

El fondo se creó en el marco del foro sobre el desarrollo de la industria biotecnológica entre China y Cuba celebrado en Chengdu, donde el Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) firmó varios acuerdos de cooperación con el comité administrativo del distrito Gaoxin y varias empresas chinas del sector.

De acuerdo con el portal Chinanews.com, el distrito Gaoxin comenzó en marzo, junto con el de Shuangliu, la construcción de un centro internacional para la industria biotecnológica. Esta instalación contará con una superficie de 45 kilómetros cuadrados y tendrá como prioridad la cooperación sino-cubana.

Los avances fueron resultado de la buena voluntad y las ventajas complementarias entre ambas partes, señaló Li Wei, director de servicios de inversión del distrito Gaoxin.

Según Li, Chengdu destaca por sus recursos humanos, el notable número de empresas farmacéuticas y el capital, mientras que Cuba dispone de una capacidad integral en la cadena industrial biotecnológica y farmacéutica.

El distrito Gaoxin alberga más de 900 empresas biotecnológicas, de las cuales un 32,9 por ciento se centra en el desarrollo e investigación, y un 10 por ciento de los cerca de 30.000 profesionales cuenta con una maestría o un doctorado.

A su vez, BioCubaFarma, creado en diciembre de 2012 en el marco de la actualización del modelo económico de Cuba, tiene su fortaleza en la integración y concepción de ciclo cerrado, cubriendo tanto el desarrollo biotecnológico como la producción de medicamentos, equipos y servicios de alta tecnología.

Mayda Mauri Pérez, encargada de la dirección política comercial, negocios y colaboración internacional y quien lideró la delegación cubana en el foro, recordó que su equipo ha entregado una lista que identificó 43 proyectos de medicamentos biotecnológicos y una decena de proyectos biotecnológicos agrícolas para la próxima ronda de cooperación.

Según el rotativo Chengdu Evening News, entre los nuevos terrenos de cooperación se encuentra la producción conjunta de medicamentos contra las enfermedades más comunes en ambos países, como la diabetes, la hepatitis, las enfermedades cerebrales y los problemas seniles, entre otras.

La cooperación farmacéutica entre Cuba y China ha avanzado rápidamente durante los últimos años, apoyándose en la tradicional relación amistosa bilateral.

En junio de 2015, representantes de ambos países suscribieron 11 acuerdos después de la VIII Reunión del Grupo de Trabajo Conjunto bilateral de la Biotecnología.

Los documentos, entre convenios, memorando y cartas de intención, están dirigidos a incrementar las relaciones entre ambos países en las esferas biotecnológica y farmacéutica para el período 2015-2017.

Espe

Deja un comentario