Argentina: Realizan una marcha para reclamar por el uso de medicamentos a base de marihuana

BUENOS AIRES. El próximo fin de semana, un grupo de padres reclamará la autorización de una serie de fármacos en base a la droga, en el marco de una jornada internacional pidiendo por la legalización de estos tratamientos. El reclamo incluye una petición a la ANMAT para que autorice un aceite utilizado en convulsiones pediátricas. #Medicamentos

Luego del aval logrado por una familia para el uso de un aceite a base de cannabis para tratar las convulsiones que sufre su hija, un grupo de madres y padres argentino marcharán por el cannabis medicinal, en sintonía con la jornada internacional. El pedido es para que las autoridades sanitarias permitan el uso de estos medicamentos y productos para tratar patologías severas, como el síndrome de West. Piden que además de autorización, las obras sociales comiencen a cubrir este tipo de fármacos.

“Necesitamos que el Estado nos contenga, que el Congreso avance en el tratamiento de la ley que autoriza la investigación y producción del aceite en base a cannabis para nuestros hijos”, pidió Laura Alasi, la primera en conseguir autorización oficial para ingresar la medicina al país. Ella también es pionera en lograr que su obra social compre el producto estadounidense en base a la planta de marihuana, gracias a un amparo favorable firmado por la jueza Graciela Jofré, de Villa Gesell.

Por orden judicial, la obra social de los empleados públicos bonaerense (IOMA) “va a comprar el aceite y también se hará cargo de cubrir el tratamiento de mi hija, algo que no habíamos logrado sin recurrir a la justicia”, señaló la mujer. Aclaró que “aún no me devolvieron el dinero por las prestaciones y todavía no recibí el aceite”.

Cada paso para tratar en su hija el síndrome de West, un tipo de epilepsia infantil que provoca convulsiones permanentes, es “agotador”, definió la mamá. Por eso “vamos a marchar el sábado a partir del mediodía en Plaza de Mayo, porque si bien la Administración Nacional de Medicamentos (ANMAT) está autorizando el ingreso del aceite y en IOMA mostraron predisposición y me aceptaron todos los papeles, no podemos vivir envueltos en burocracia”.

Laura necesita su tiempo para ocuparse de Josefina y de su otro hijo “para disfrutar nuestra vida junto a mi marido, porque el aceite ha mejorado mucho a nuestra hija. Los médicos están sorprendidos”. Ella no reniega de la medicina tradicional, pero es consciente de que los médicos “también necesitan una ley, ya que algunos tienen temor cuando les decimos que estamos suministrando medicamento cannábico”. En la Argentina, la diputada Diana Conti, del Frente para la Victoria, presentó en marzo último un proyecto en ese sentido que espera a ser debatido en el Parlamento.

Desde hace un tiempo que los pedidos para autorizar estos tratamientos se multiplican, de la mano de especialistas que ponderan su uso. Marcelo Morante, especialista en Medicina Interna e investigador del Área de dolor, lleva adelante uno de los principales proyectos para el uso medicinal del cannabis, en especial en pacientes con epilepsia refractaria que no responden a tratamientos tradicionales. “El cannabis medicinal entra en estas estrategias no convencionales, pero que también nos impone un nuevo paradigma de análisis y de formación médica, un profesional mucho más comprometido, que sale de la hegemonía positivista que genera tanta frustración, reencontrándose con valores humanísticos. Intentando no poner en el centro del debate a ninguna sustancia, sino al real problema que es el dolor crónico que tanto nos cuesta en la calidad de vida”, dijo el especialista en una entrevista con el portal Argentina Investiga.

Origen: Realizan una marcha para reclamar por el uso de medicamentos a base de marihuana

Deja un comentario