Cómo lograr la adherencia al tratamiento en adolescentes con asma

El asma no controlada puede conducir a la depresión y baja autoestima.
Niños y adolescentes deben tener unas nociones básicas sobre el asma y los tratamientos necesarios para poder ser más autónomos. Es bueno que conozcan la diferencia entre los inhaladores de rescate, que alivian los síntomas, y los que actúan sobre la inflamación bronquial. También “es importante que aprendan a identificar los desencadenantes de las crisis, para poder evitarlos en la medida de lo posible. Por ejemplo, si son alérgicos a animales, deberían evitar tenerlos en casa”, explica Javier Contreras, alergólogo del Hospital la Paz y asesor de la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermos Respiratorios (Fenaer), con motivo del Día Mundial del Asma (23 de abril).

¿Por qué cuesta más la adherencia al tratamiento en adolescentes?

La información es muy importante, ya que muchos adolescentes dejan de tomar sus medicamentos de control a largo plazo y utilizan únicamente los inhaladores de alivio rápido. “No tomar estos fármacos cuando es necesario puede ser peligroso”, alerta Contreras

Los medicamentos de control a largo plazo trabajan en segundo plano para controlar la inflamación de las vías, sin que la persona sienta el efecto inmediato, por lo que sus beneficios podrían pasar desapercibidos. Pero no dejan de ser esenciales. Si esto sucede, “será necesario una mayor supervisión por parte de los padres”, señala Contreras.

Y es que a los adolescentes no les gusta sentirse enfermos. “Evitan sentirse diferentes, por tanto, prefieren no medicarse delante de sus amigos”, explica Contreras.

Cómo lograr que sean responsables con la medicación

Para evitar este problema, Contreras da estos consejos:

  • Respetar la dignidad del adolescente: lo mejor es conseguir su participación en el manejo de su enfermedad. Sus opiniones con respecto al tratamiento deben ser tenidas en cuenta.
  • Utilizar la medicación de control en casa: si no quiere utilizar la medicación de control delante de amigos, es posible hacerlo en casa, como parte de sus rutinas.
  • Entrenar al adolescente en el manejo de dispositivos de inhalación: un plan de tratamiento que implique estrategias de prevención de crisis mediante el uso del dispositivo medidor de función pulmonar. Este medidor puede detectar la inflamación de las vías en sus comienzos, incluso cuando aún no se produzcan síntomas. En algunos casos, puede detectar descensos del flujo pico entre dos y tres días antes de un ataque de asma, proporcionando tiempo para tratar y prevenir la crisis.
  • Llevar una vida normal: cuando no logran controlar bien sus síntomas, algunos adolescentes tienden a alejarse de las actividades normales, como deportes, bailes, etc., porque tienen miedo de tener un ataque de asma. Otros tratan de utilizar el asma como una excusa para no realizar algunas actividades o tareas que les resultan desagradables. Sin embargo, los adolescentes con asma deben ser animados a vivir una vida tan normal como sea posible, a pesar de la medicación.

“El asma no controlada puede conducir a la depresión y baja autoestima. Estos sentimientos pueden hacerse presentes en forma de arrebatos emocionales o bajo rendimiento escolar”.  Una buena relación con los profesionales de la salud puede mejorar la adherencia al plan de tratamiento y mantener el asma bajo control.

Origen: Cómo lograr la adherencia al tratamiento en adolescentes con asma

Deja un comentario