Nueva moda: Fiebre de Lassa, el virus que comienza a encender todas las alarmas

En los últimos años, la fiebre de Lassa ha infectado a casi un millón de personas en territorio africano. Foto: AP

La detección de un caso de fiebre de Lassa en Alemania, desató los temores de que este padecimiento pueda propagarse más allá de los países de África Occidental

Redacción

La señal de alerta se dio en Alemania, después de que un empleado de un cementerio en Alemania se convirtiera en la primera persona infectada por la fiebre de Lassa, fuera del continente africano.

De acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Nigeria, hasta el momento se han registrado más de 130 fallecimientos por esta enfermedad fuera de las fronteras del país africano; la peligrosidad de este padecimiento radica en su fácil transmisión.

Según un informe de la revista ‘Forbes’, Todd DeKryger fue ingresado al Hospital de la Universidad de Colonia, en Alemania, por sospechas de que padecía malaria; sin embargo, la autopsia reveló que en verdad se había contagiado de fiebre de Lassa.

Antes de que se identificara la causa de su muerte, el cadáver del hombre fue velado en su casa. Luego de que fuera diagnosticado con dicha enfermedad, el cuerpo fue llevado a un lugar aislado en el Hospital de la Universidad de Fráncfort.

Características de la fiebre de Lassa

Autoridades sanitarias de África han descrito a este padecimiento como una enfermedad hemorrágica aguda generada por el virus del mismo nombre, que se transmite a los humanos mediante el contacto con alimentos y animales contaminados con excremento de roedores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló que la fiebre de Lassa también puede transmitirse de persona a persona, principalmente en centros médicos en donde no se toman medidas para controlar el virus.

El organismo dio a conocer que durante los últimos años, este padecimiento ha infectado a entre 300 mil y 500 personas en los países de África Occidental; así como el fallecimiento de unas cinco mil pacientes.

David Heymann, profesor de Epidemiologia de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, puntualizó que las ratas son los principales portadores del virus; estos animales la transmiten a los humanos al estar en contacto con los granos y otros alimentos.

Los síntomas de la fiebre de Lassa comienzan a presentarse entre una y tres semanas después de que las personas estuvieron expuestas al virus. Los principales indicios son fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y vómito.

Funcionarios del Centro de Control de Enfermedades de Nigeria destacaron que el empeoramiento de la enfermedad se manifiesta con hemorragias; las mujeres embarazadas se han convertido en las víctimas más recurrentes de la fiebre de Lassa.

Origen: Fiebre de Lassa, el virus que comienza a encender todas las alarmas | AMQueretaro.com

Deja un comentario