Las varices son el resultado de la insuficiencia circulatoria de la sangre que va de vuelta al corazón.

Por suerte existen plantas medicinales para las varices, y son bastante eficaces para este propósito.

Algunas actúan por vía interna y otras externamente, podemos escoger lo que sea más cómodo o combinar las 2 vías de administración.

Los resultados se obtienen bastante rápido, pero también dependerá de la gravedad de las varices y el tiempo que hace que padecemos esta dolencia.

Las varices suelen aparecer más en las piernas, debido a la insuficiencia circulatoria de retorno al corazón.

Plantas medicinales para las varices

1. Castaño de indias

El rey indiscutible para tratar este tipo de trastornos circulatorios es el castaño de indias.

Está indicado como estimulante circulatorio general, para las varices y hemorroides.

Se utiliza internamente, en forma de cápsulas con extracto de la planta.

Sigue las indicaciones del preparado.

2. Rusco

El rusco tiene propiedades astringentes y venotónicas.

En uso interno está indicado para las hemorroides y los trastornos circulatorios.

En uso externo, forma parte de cremas y otros preparados para masajear las zonas con problemas de varices.

Sigue las indicaciones del producto.

3. Hamamelis

La propiedad más conocida del hamamelis es la de astringente, especialmente para el cutis.

Pero esa misma cualidad nos viene bien para “encoger” las venas varicosas.

Al igual que el rusco, existen varios productos para masajear las piernas conteniendo hamamelis y otras plantas similares.

Se puede aplicar duarante largos periodos de tiempo y se consiguen buenos resultados.

4. Ciprés

En este caso, es el aceite esencial de ciprés el que nos interesa para las varices.

En un frasquito de cristal añade una cucharada de aceite de almendras dulces o de aguacate virgen extra.

Agrega 5 gotas de aceite esencial de ciprés, ciérralo y agita bien.

Masajea las piernas, empezando por los tobillos, y sin presionar demasiado, siempre en sentido ascendente, como ayudando a la sangre a subir.

Repite este masaje todos los días durante un mes, y descansa una semana.

5. Peonía

La peonía tiene propiedades cicatrizante, venotónica y astringente.

Aunque no es tan conocida como las anteriores, da muy buenos resultados para tratar las varices.

Es exclusiva para uso externo, ya que ahora se sabe de su toxicidad cuando se ingiere.

Los preparados que contienen peonía vienen acompañados de otras plantas para el mismo fin.

Se puede aplicar en masajes como el aceite esencial de ciprés y por el mismo periodo de tiempo.

Observaciones

Los mejores resultados se obtienen combinando el uso externo e interno.

Una buena opción sería tomar cápsulas con extracto de castaño de indias y masajear a diario con el aceite de ciprés o la crema de peonía.

En cualquier caso, también se debe hacer algún cambio en los hábitos de vida.

Una dieta alta en vegetales, baja en grasas y 20 minutos de ejercicio diario son muy eficaces, si no es que más que los masajes.

Recuerda visitar los enlaces de cada planta medicinal para ver posibles advertencias o contraindicaciones.