Cómo saber qué fármacos agravan problemas de la piel

elglobal.net.- El COF de Sevilla ha elaborado una guía para la consulta rápida de 800 medicamentos con afecciones en la piel
En el trabajo diario de las farmacias —dentro de la atención farmacéutica que prestan estos establecimientos—, se incluye servicios como el asesoramiento en dermocosmética, y por extensión la necesidad de llevar a cabo la cosmetovigilancia, actividad centrada en supervisar los efectos de los cosméticos.
Sin embargo, ¿qué sucede cuando son algunos de los demás medicamentos los que provocan o agravan problemas dermatológicos? Pues bien, si el farmacéutico estaba ya preparado, ahora dispone de una herramienta que facilitará notablemente su labor.
Se trata de un documento de consulta rápida con 800 medicamentos que se encuentran clasificados por principios activos. Estos fármacos son posibles inductores o agravantes de afecciones dermatológicas como el acné, la alopecia, la celulitis, la dermatitis atópica, la fotosensibilidad, la hiperpigmentación, la psoriasis, la descamación cutánea o la rosácea.
Esta recopilación ha sido llevada a cabo por la Vocalía de Dermofarmacia del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla. Se trata de un compendio que recoge más de 800 medicamentos que producen o agravan distintas afecciones dermatológicas. El objetivo último de esta guía, es poder orientar al farmacéutico hacia las posibles causas a tener en cuenta en la valoración integral de un paciente. Este trabajo se ha llevado a cabo entre un equipo compuesto por varios farmacéuticos, los cuales han sido liderados por Gema Herrerías, vocal de Dermofarmacia de la corporación farmacéutica sevillana.
Contenido de la guía
Un total de nueve tablas —que clasifican los medicamentos por principios activos— recogen estos posibles inductores o agravantes de las varias afecciones dermatológicas, como son: acné, alopecia, celulitis, dermatitis atópica, fotosensibilidad, hiperpigmentación, psoriasis, descamación cutánea y rosácea.
Como es sabido, estas reacciones adversas pueden afectar a la piel, a las mucosas o los anejos cutáneos por administración de un medicamento, ya sea vía tópica, oral o parenteral. Según estudios elaborados al respecto, las manifestaciones cutáneas representan un 30 por ciento de las reacciones adversas a medicamentos.
Para elaborar dichas tablas se realizó una revisión bibliográfica de los fármacos inductores o agravantes de afecciones dermatológicas en la Base de Datos de Medicamentos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.
El hecho de que se obtuvieran más de 800 fármacos (concretamente un total de 809) como posibles inductores o agravantes de estas afecciones dermatológicas, destaca la importancia de “revisar el historial farmacoterapéutico ante una consulta en la farmacia comunitaria sobre un problema de salud cutáneo”, tal y como señaló Gema Herrerías.
Este trabajo fue presentado en la pasada edición de Infarma 2016, uno de los principales encuentros sobre farmacia comunitaria a nivel europeo y que organizan conjuntamente los Colegios de Farmacéuticos de Madrid y Barcelona. Aunque en esta ocasión la cita congresual farmacéutica se celebró en la capital española durante los días 8, 9 y 10 de marzo.

Deja un comentario