Cómo se hace: Enema Jabonoso

Por: Elizabet Paucar /

Un enema es la introducción de líquidos en el recto y en el colon inferior. Los médicos los ordenan. Eliminan heces y alivian el estreñimiento, la impactacion fecal y la flatulencia. Los programas de educación intestinal pueden incluir su administración. Libera toxinas en el cuerpo que causan muchas enfermedades.

Los enemas pueden ser procedimientos seguros, si bien son peligrosos para las personas mayores y para quienes padezcan determinadas enfermedades del corazón o renales.

Antes de suministrar enema hay que asegurarse de que:

Requisitos Previos

> El estado en el que se ejerce autoriza a los ayudantes de enfermería administrar enemas.

> El procedimiento figura entre sus obligaciones laborales.

> Tienes la formación necesaria para realizar el procedimiento.

> El proceso lo revisa una enfermera.

> Hay una enfermera disponible para responder a las preguntas y supervisar al ayudante de enfermería.

Los enemas jabonosos expanden el colon y limpian las paredes para retirar cualquier cosa cubierta a sus lados.

> Una toalla

> 3 onzas (88 milímetro) de jabón en liquido o en pastilla

> Agua

> Una bolsa de enema o balde

> Guantes desechables

> Gasa

> Pera de goma

Requisitos

> Identificación del paciente.

> Informar al paciente del procedimiento a realizar.

> Proporcionar intimidad.

> Lavarse las manos y colocarse los guantes desechables.

> Colocar al paciente en posición de Simas (decúbito lateral izquierdo con la pierna derecha flexionada por encima de la izquierda), siempre que sea posible.

> Colocar el protector de cama.

Procedimiento

1. Mezcla el jabón con dos cuartos de agua. Usa jabón de glicerina, castilla o marfil. No uses jabón con colores o con fragancias. Éstos irritan el colon y causan cólicos y dolor.

2. Coloca una toalla en la cama o sofá para que se recueste la persona a quien se le hará el enema. Haz el área tranquila con velas y música suave. Vierte la mezcla de jabón en la bolsa de enema y colócala o sostenla alrededor de 3 pies (90 cm) arriba del trasero de quien recibe el enema.

3. Pide a la persona que recibe el enema que se coloque en una posición cómoda. La mayoría de las personas prefieren recostarse en su espalda o de lado cuando reciben el enema.

4. Lubrica el recto y ano con un lubricante a base de agua. Da un masaje con lubricante adentro y alrededor del recto y del ano.

5. Inserta la boquilla en el recto y sostén la bolsa alrededor de 3 pies (90 cm) arriba del mismo. Enciende el flujo de agua y jabón.

6. Detén el flujo cuando la persona que recibe el enema comience a sentir cólicos. Pídele que cambie de posición y masajea su colon en sentido contrario a las agujas del reloj. Comienza en el lado izquierdo inferior, masajea la parte inferior de la caja torácica y después ve hacia el lado derecho. Reanuda el flujo del enema cuando se detengan los cólicos.

7. Retira la boquilla cuando la bolsa esté vacía. Deja que la persona lleve sus heces al inodoro. Limpia todo el equipo.

8. Llena la bolsa con dos cuartos de agua limpia y repite del Paso 1 al 7 con el agua limpia una vez que la persona tire el jabón en el inodoro. El agua limpia enjuaga el colon y retira cualquier resto de jabón adentro.

Origen: Enema Jabonoso | Elizabet Paucar

Deja un comentario