La medicina de precisión inicia su reinado en el control del asma

El arsenal terapéutico actual permite un manejo eficaz del 95% de casos. Los nuevos biológicos ‘rescatarán’ a muchos pacientes con cuadro grave.

precisiónMaría Sánchez-Monge. Madrid | Maria.Sanchez@diariomedico.com

El tratamiento individualizado del asma no es ninguna novedad. “Siempre hemos dicho que la medicina tiene que ser personalizada; lo que pasa es que ahora estamos empezando a practicarla con muchos más datos y contamos con las herramientas necesarias”, expone Antolín López Viña, director del Programa Integrado de Investigación de Asma de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Entre los últimos avances que recoge la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA 4.0) se encuentra el tratamiento del asma grave no controlada por fenotipos, según ha señalado el especialista en el XXIII Congreso Mundial de Asma, que se celebra en Madrid hasta el 15 de marzo y está codirigido por Separ.

Se han establecido cuatro fenotipos de la enfermedad: alérgico, eosinofílico de comienzo tardío, asociado a obesidad y neutrofílico. “Cada uno de ellos cuenta con alternativas terapéuticas diferentes. La guía GEMA señala que al alérgico mal controlado hay que añadir el anti-IgE omalizumab”. Respecto al neutrofílico, el neumólogo comenta que, “aunque la evidencia no es muy grande, se debe probar la azitromicina; y en el asociado a obesidad, lógicamente, se recomienda la pérdida de peso porque hay estudios que demuestran que mejora el control de la enfermedad”.

Termoplastia
Las anteriores pautas se refieren al escalón 5 de tratamiento. En el 6 se aconseja “considerar la termpolastia, que es cruenta porque consiste en quemar con radiofrecuencia el músculo liso bronquial”. Se ha demostrado que este procedimiento disminuye el número de crisis. “El problema es que no sabemos exactamente qué pacientes se benefician más”.

El arsenal terapéutico disponible permite controlar en torno a un 90 por ciento de los casos de asma. “Los nuevos fármacos biológicos nos permitirán tratar a alrededor de la mitad de ese 5 por ciento de pacientes con asma grave no controlada”.

Estos medicamentos están indicados en asma eosinofílica -relacionada con la inflamación de los linfocitos Th2- e inhiben distintas interleucinas. El primero que irrumpirá en el mercado será mepolizumab, que es un anti-interleucina 5. “Se comercializará a finales de 2016 o principios de 2017”, apunta López Viña. También se encuentran en fase avanzada de investigación lebrikizumab, dirigido a la interleucina 13, y reslizumab, que también tiene como diana la 5. Pero no son los únicos: en etapas más tempranas de ensayo se encuentran otros dirigidos a las anteriores interleucinas, así como a la 4.

El gran reto es ahora el asma grave no eosinofílica, “para el que tenemos muchas menos opciones terapéuticas y la investigación está más retrasada”.

Solapamiento con epoc
Otra de las novedades que consigna GEMA 4.O es la terapia del solapamiento de asma y EPOC (ACOS). El aspecto más importante es que en estos pacientes “el tratamiento de elección siempre deben ser corticoides inhalados”.

El ACOS está “de moda”, según otro de los ponentes del simposio organizado por Separ en el Congreso Mundial de Asma. Luis Pérez de Llano, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Lucus Augusti (Lugo), ha desgranado la investigación que se está llevando a cabo para averiguar “si tener los dos tipos de inflamación bronquial, además de una superposición de enfermedades, constituye un síndrome diferente”. Un estudio multicéntrico español con 200 pacientes intenta dar respuesta a esta incógnita.

De momento se descarta “que haya un factor genético” que predisponga a ambas patologías. La prevalencia de este síndrome se sitúa entre el 1,5 y el 2 por ciento de la población general. En población con EPOC el porcentaje asciende al 15 por ciento.

Teorías sobre el aumento de la prevalencia

La prevalencia media de asma en España es del 10,3 por ciento, oscilando entre el 5,5 por ciento en Pamplona y el 15,4 en Cádiz. Así lo ha expuesto Joan B. Soriano, epidemiólogo y asesor científico de Separ, que ha presentado la ponencia Epidemiología del asma: determinantes de su creciente prevalencia.
Las causas de este incremento en el mundo son múltiples y complejas. Sin embargo, hay tres teorías mayoritarias: la higiene, la occidentalización y la obesidad relacionada con un estilo de vida más sedentario.

 

Origen: La medicina de precisión inicia su reinado en el control del asma – DiarioMedico.com

Deja un comentario