España, una sociedad que consume medicamentos en exceso

Es el segundo país del mundo en uso de fármacos, según diferentes estudios. Omeprazol y Paracetamol encabezan el ranking de los 15 que más se venden, con un total de 283 millones de envases. Casi un 13% son para combatir enfermedades de tipo psicológico

“Por multitud de aspectos, los ciudadanos han entendido que hay que tomar medicamentos aunque uno no esté enfermo, como quien toma chuches, y más a medida que cumplen años. En algún momento hemos olvidado el objetivo final de los fármacos y hemos incorporado la medicación a nuestra vida, incluso, en los sanos”.

Quien así se expresa es Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), una corporación que agrupa a todos los colegios médicos y que se ha sumado a la campaña “Pastillas las justas”, según informaba el pasado jueves, 3 de marzo, el diario La Vanguardia.

Pero, ¿en qué se basa Rodríguez Sendín para hacer tal afirmación? Pues, entre otras cuestiones, en el hecho de que España es el segundo país del mundo en consumo de fármacos, según diferentes estudios, entre ellos el de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).

Además, las reacciones adversas a muchos de los medicamentos que se consumen asiduamente son la quinta causa de muerte hospitalaria en la Unión Europea y las responsables del 5% de todas las admisiones en los hospitales, según datos del Sistema Español de Farmacología y Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H)

Tanto es así que, según un informe de la Comisión Europea de 2008, se producen alrededor de 197.000 muertes al año a consecuencia de esos efectos adversos de la medicación.

Los españoles consumen 283 millones de envases de los 15 genéricos más vendidos

Los 15 genéricos de más consumo

 Ante todos estos datos, la lógica pregunta que se deriva es: ¿por qué se medican tanto los españoles? Para responder a esta cuestión, veamos algunos datos estadísticos de consumo de fármacos a partir del “Informe anual del Sistema Nacional de Salud 2013”, elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

“En 2013, los 15 principios activos con mayor número de envases facturados representaron el 33,4% del total de envases de medicamentos”, con un total de 283 millones de envases, como se puede observar en la siguiente tabla, reproducida a partir del informe.

Los 15 medicamentos más consumidos en España

En el ranking de esos 15 primeros fármacos de mayor consumo, “el Omeprazol fue el principio activo de mayor consumo (54,4 millones de envases), un 6,4% del total de envases facturados”, destaca el estudio.

Las dosis por habitante y día (DHD) del Omeprazol es de 94,7, como se ve en el cuadro, “que ha ido aumentando (en 2009 fue de 84,4). Está considerado el fármaco de elección del grupo de los antiulcerosos, y tiene un bajo CTD, 0,1”, añade el estudio en relación al coste del tratamiento por día.

“El Paracetamol ocupó la segunda posición, con el 3,8% del total” de envases, o sea 32 millones anuales, sigue. “Y la Simvastatina (24,7 millones de envases) el tercer puesto con el 2,9%, teniendo un crecimiento respecto a 2012 de un 5,2%, y puede considerarse, igualmente, el fármaco de elección para el tratamiento de la hipercolesterolemia. Su CTD es de 0,1 euros, frente a los 0,3 euros de la otra estatina que aparece en la tabla, la Atorvastatina”, con 18,1 millones de envases en 2013.

También están el Ácido acetilsalicílico, en cuarta posición, con 24,6 millones de envases; el Ibuprofeno (18 millones), sexto puesto; o la Metformina (16,3 millones), en séptima posición.

Ansiolíticos y sedantes, más de 36 millones de envases

Al mismo tiempo, “entre estos 15 principios activos se encuentran 3 benzodiazepinas; 2 están indicadas como ansiolíticos (Lorazepam y Alprazolam, con un consumo de 15,8 y 11,6 millones de envases respectivamente) yLormetazepam como hipnótico y sedante, con 8,9 millones de envases”, subraya el informe.

Es decir, que 36,3 millones de envases, el 12,8% del total de estos 15 fármacos que más se venden, son para combatir enfermedades de tipo psicológico.

En cuanto al resto, el Metamizol sódico representó el consumo de 15,6 millones de envases; y le siguenEnalapril (13,5 millones); combinaciones con Tramadol (12 millones); Furisemida (9 millones); y la Amoxicilinae inhibidores de la beta-lactamasa (8,5 millones).

“La hipermedicación es una cultura nociva para el individuo y para la sociedad”, advierte un experto

Hipermedicación, una cultura nociva

Ante estas estadísticas, la siguiente pregunta es: ¿qué ha llevado a los españoles a consumir muchos más medicamentos de los que necesitan?

Los expertos advierten de lo que ellos llaman una hipermedicación: “la medicalización de la vida daña a los sanos por exceso y, al captar recursos y actividad preventiva, diagnóstica y terapéutica, perjudica a los enfermos. La hipermedicación es una cultura nociva para el individuo y para la sociedad”, advierte el doctor Juan Gervás.

El Omeoprazol, por ejemplo, es un medicamento que se medica en exceso, ya que no hay ni mucho menos un volumen tan grande de personas con problemas de úlceras estomacales. En realidad, este fármaco es utilizado en mayor medida como protector de otros medicamentos con efectos secundarios que perjudican el correcto funcionamiento del estómago.

En cuanto a los analgésicos, el abuso de su utilización, por ejemplo para combatir la cefalea, acaba por causar dependencia y dolor de cabeza. Uno se acostumbra a funcionar con una determinada cantidad de aspirinas, paracetamol, codeína o ibuprofeno en la sangre y, cuando se interrumpe la dosis, el dolor de cabeza vuelve y pide más analgésicos.

“Y probablemente ya haya desaparecido la causa inicial de aquella cefalea, ara la provoca el descenso de los niveles plasmáticos de esta sustancia”, advierte Jaume Roquer, neurólogo del Hospital del Mar en Barcelona y experto en cefaleas.

“Cuando se toman analgésicos más de 20 días al mes, hay una posibilidad alta de que la causa de la cefalea sea la misma medicación”, concluye.

La presión de la industria farmacéutica

En este sentido, una de las causas de este consumo desmesurado de fármacos es la exitosa ofensiva de la industria farmacéutica que, a través de sus campañas en los medios de comunicación, ha conseguido que los ciudadanos interioricen que los medicamentos son artículos de consumo y cuanto más se adquieran, mejor para la salud.

Al mismo tiempo, el campo de la investigación ha llevado a modificar parámetros sanitarios para hacer necesario el uso de determinados fármacos. Un ejemplo lo tenemos en el tratamiento del colesterol elevado, un índice que hasta hace unos años estaba en 250 y que se ha reducido a 200, lo que ha llevado a consumir mucha más estatina; es decir, creando enfermos donde no los hay, como afirma el doctor Rodríguez Sendín, citado al inicio de esta información.

forumlibertas.com

Origen: España, una sociedad que consume medicamentos en exceso

Deja un comentario