EEUU no ve útil usar mosquitos transgénicos contra el zika

Agencias.- La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. considera que el uso de mosquitos transgénicos para combatir el vector del zika y otros virus en Florida no tendría ningún efecto adverso ni en el medioambiente ni en la población, según un estudio preliminar publicado hoy.
Las conclusiones del informe, ahora abierto a comentarios públicos, coinciden con las de la evaluación ambiental de la biotecnológica británica Oxitec, la empresa que creó el que se ha comenzado a conocer coloquialmente como “mosquito bueno”.
La FDA debe analizar los comentarios del público antes de decidir si aprueba el ensayo con mosquitos transgénicos en un sector de Key Heaven, en el sur de Florida.
El mosquito es una versión modificada genéticamente del Aedes aegypti, el vector del zika, el dengue y el chikunguña, con el que ya se han hecho pruebas en Brasil y Panamá.
Según el informe de la FDA, es “improbable” que su uso tenga efectos adversos en la naturaleza, en otras especies de animales y en la población.
Además, el riesgo de que el mosquito se establezca en la zona o se expanda a otras áreas se considera “insignificante”.
“La prueba es corta en el tiempo y cualquier efecto adverso no previsto es improbable que se propague o persista en el medioambiente”, explica el informe.
“Y lo que es más importante, el estado del medioambiente se restaura cuando concluye la liberación de los mosquitos, ya que todos mueren”, añade.
Con estas conclusiones, la FDA considera que la prueba con estos mosquitos “no tendría un efecto significativo, ni individual ni acumulativo, en la calidad del medioambiente en Estados Unidos”.
De acuerdo con Oxitec, el macho transgénico ha demostrado ser efectivo en la reducción de poblaciones de mosquitos, ya que está diseñado para que al aparearse con hembras produzca crías que heredan un gen letal que les impide llegar a adultos.
Organizaciones nacionales como Food & Water Watch han advertido que estos insectos no están regulados adecuadamente por agencias federales o locales, y pueden presentar riesgos significativos para la salud humana y el medioambiente.
La lucha contra el Aedes aegypti se ha convertido en una prioridad de salud para los Gobiernos de América Latina y el Caribe, la región más afectada por el actual brote de zika.
Estados Unidos todavía no ha registrado ningún contagio local pero las autoridades no descartan que pueda haberlos a medida que suben las temperaturas en estados del sur como Texas, Luisiana y Florida, donde hay presencia del mosquito.

Deja un comentario