Hemofílicos sin medicamentos

Pacientes corren el riesgo de sufrir episodios de hemorragia

No hay profilácticos y antihemofílicos JORGE SANTOS/ARCHIVO

EL UNIVERSAL

El Banco Municipal de Sangre del Distrito Capital reporta severas fallas en la distribución y entrega de tratamiento para pacientes con hemofilia.

Arlette Ruiz de Sáez jefa del Centro Nacional de Hemofilia manifestó que desde hace varios meses presentan inconvenientes con los fármacos que entrega el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales para el tratamiento de esta condición.

“Hemos reportado serios inconvenientes que enfrentan los pacientes para recibir el tratamiento profiláctico, entre estos la negativa por parte de los farmacéuticos a entregar los factores antihemofílicos indicados por los médicos tratantes, restando importancia a la situación del estado de la persona con hemofilia” denunció la hematóloga, quien agregó que la ausencia y escasez de los tratamientos, se traduce en un deterioro de la calidad de vida del paciente, ya que por lo general las personas se vuelven sedentarias con el fin de evitar riesgos de golpes, hematomas, traumatismos y sangrados articulares.

También se corre el riesgo de sufrir episodios de sangrando y hemorragias articulares, que en algunos casos terminan incapacitando al paciente.

En la mayoría de los casos a los pacientes se les dificulta realizar actividades cotidianas tales como: subir escaleras, tomar el transporte público, asistir a la escuela o al lugar de trabajo, hasta extremos de quedar confinados por discapacidad en sillas de ruedas o amputados, reitera la especialista.

En Venezuela existen 2.556 personas con deficiencia congénita de factores de la coagulación ligadas al cromosoma X. De los cuales 1.814 han sido diagnosticados con hemofilia A, 456 con hemofilia B, y 894 pacientes con otros trastornos.

Esta situación perjudica a quienes están esperando por cirugías electivas, ya que no se puede autorizar, por no contar con suficiente tratamiento para cubrir el período operatorio.

“Sin duda es un problema de salud pública porque los concentrados de factor antihemofílico, son adquiridos por el Estado. Por ello, el llamado es a las autoridades a cumplir con la compra y distribución adecuada de los factores de coagulación de la sangre”, concluyó.

Origen: El Universal

Deja un comentario