España: La presencia de medicamentos en conductores preocupa autoridades de tráfico en Galicia

En el año 2014, en tres de los fallecidos en accidentes se detectaron medicinas

ConductorPor: M. Rodríguez Ourense / la voz, 

En los últimos años, se han incrementado considerablemente los controles de drogas que realiza la Guardia Civil de Tráfico para detectar la presencia de sustancias estupefacientes ilegales en los conductores, a mayores de las pruebas de alcoholemia que ya se venían realizando. En este ámbito, la provincia de Ourense es una de las que más ha conseguido, porcentualmente, visualizar esta problemática en la conducción una vez que se han convertido en algo habitual los controles de drogas en la carretera.

Sin embargo, en estos test -que en lo que respecta a las drogas ilegales pueden revelar la presencia en los conductores de sustancias como la cocaína, las anfetaminas, el THC (cannabis) u opiáceos ilegales- apenas se muestra la presencia de medicamentos que pueden afectar a la conducción, como ansiolíticos, sedantes, antidepresivos, antipsicóticos o antiepilépticos. Sí de otros medicamentos como las benzodiacepinas y otros opiáceos de uso médico, pero si están prescritos facultativamente no suponen sanción administrativa. El análisis de laboratorio al que se someten las pruebas positivas en saliva discrimina de qué tipo de medicamento se trata, informaron en la DGT.

El problema preocupa en Ourense, sobre todo por ser una provincia con una población envejecida -más susceptible de tomar medicación- y que todavía conduce. «Es un tema que está sobre la mesa para analizar en sentido amplio. Si debido al envejecimiento de la población conductora sería posible acceder a bases de datos para controlar ciertas enfermedades o medicación o si habría que cambiar la ley de tráfico para que los médicos comuniquen las situaciones invalidantes», explica el jefe provincial de Tráfico, David Llorente.

Y aunque no son muchos los casos numéricos de conductores fallecidos en los que se halló medicación -una vez descartada la que pudieran haber recibido en un hospital o en un tratamiento de urgencia- estos confirman que el problema existe.

De hecho, en el año 2014 -el último con datos completos disponibles- se detectó la presencia de algún tipo de estos medicamentos, en dosis normales pautadas, en tres personas fallecidas en accidentes de tráfico, de entre 24 personas muertas y 21 análisis de tóxicos realizados, según los datos del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga).

En uno de los accidentes mortales ocurrido en Toén por una salida de vía en el 2014, la conductora víctima había tomado tranquilizantes, según otras fuentes. Fueron la mitad de casos que en los que las analíticas forenses demostraran la presencia de alcohol y drogas, un total de seis en el 2014. El año anterior, el Imelga recibió quince casos de fallecidos por accidentes de tráfico, se pidieron analíticas de doce de ellos y uno dio positivo por cocaína. Ninguno por medicamentos.

En el 2012, de 22 fallecidos, en dos se detectó presencia de drogas o alcohol y solo en un caso, medicación de la que puede afectar a la conducción. Ya en el 2011, con presencia de alcohol o drogas en once de las 29 analíticas solicitadas por el Imelga de un total de 34 fallecidos en siniestros viarios, no hubo registro de datos en cuanto a la medicación. Respecto a los datos del 2015 aún están pendientes de recibir todas las analíticas, pero con los datos actuales no hubo ningún fallecido por drogas, aunque en uno sí se detectó alcohol.

El Instituto de Medicina Legal de Galicia lleva un cómputo diferente de las víctimas de accidentes, pues cuentan los fallecidos con otro criterio temporal más amplio del que utiliza la DGT y suma todo tipo de accidentados, incluso los que como en el caso de los tractores pueden no producirse dentro de la circulación viaria.

En el 2013, hubo un muerto en el que se hallaron medicinas que afectan al manejo de vehículos

La DGT está preocupada por el envejecimiento de la población conductora

Una conducta que puede tener sanción penal si afecta gravemente a la conducción

La presencia de medicamentos en un conductor no se sancionará administrativamente pero sí puede tener castigo penal en el caso en el que se demuestre que el conductor está afectado por sustancias psicotrópicas, algo que está tipificado en el Código Penal como conducción bajo los efectos de las drogas. Sin embargo, en el uso cotidiano, con las dosis prescritas por un médico y la lectura de los efectos en los prospectos se puede realizar una conducción segura aún tras la ingesta de medicamentos. Según la DGT, los test de drogas que se realizan actualmente con muestras de saliva detectan un consumo reciente en las últimas horas y no en días anteriores.

Los datos estatales apuntan a que en algo menos del 40 % de los fallecidos en accidente de tráfico en España se ha detectado algún tipo de sustancia, bien alcohol, drogas o medicamentos. Las cifras europeas del proyecto Druid constataron que en 1 de cada 25 conductores había presencia de alguno de los tres factores. En España, la prevalencia era mayor, de cerca del 15 % de los casos y destacaba sobre los demás países participantes por la presencia de drogas. Bélgica y Portugal encabezaban la muestra en cuanto a medicamentos.

Origen: La Voz de Galicia

Deja un comentario