Chile: Bienvenido al campo legal de marihuana más grande de América Latina

(CNN)— Cuando llegas al campo en Colbun, un pequeño pueblo ubicado a 354 kilómetros al sur de la ciudad capital de Chile, Santiago, es difícil creer lo que ves.

Hay miles de plantas verdes y frondosas de marihuana hasta donde alcanza la vista en diferentes etapas de crecimiento. Sin embargo, este no es un campo clandestino de marihuana en las montañas del norte de México, resguardado por pistoleros que son parte de la nómina de un cártel de drogas. Es un sitio de producción de cannabis que no solamente es legal, sino que también está aprobado y regulado por el gobierno.

Bienvenidos al primer y más grande campo de marihuana medicinal en Latinoamérica. El campo, ubicado en la región de Maule en Chile, fue oficialmente inaugurado esta semana por la Fundación Daya, una organización no gubernamental que recomienda el uso legal de la marihuana con fines medicinales. La fundación tiene un permiso emitido por el gobierno chileno para cultivar marihuana medicinal.

La presidenta de la Fundación Daya, Ana María Gazmuri, una actriz que se convirtió en activista, dijo que lo más importante es atender a pacientes con serias enfermedades que tienen muy pocas opciones aparte de un tratamiento médico a base de marihuana.

“Es muy emocionante para mí el solo pensar en todas estas maravillosas plantas que están creciendo para mejorar la calidad de vida de muchas personas alrededor de nuestro país. Esa es la finalidad. Hemos escuchado de muchas historias, muchos casos y sabemos, sabemos con claridad, que usar marihuana para propósitos medicinales cuando se está luchando contra una enfermedad seria puede hacer una gran diferencia”, dijo Gazmuri.

La producción, venta y distribución de marihuana sigue siendo ilegal en Chile, aunque las autoridades han autorizado recientemente el consumo para pacientes que sufren de enfermedades crónicas, donde cada caso se considera individualmente.

El 2013, Uruguay, otro país sudamericano, legalizó totalmente la marihuana con una ley que hace que el gobierno sea el productor, distribuidor y vendedor de cannabis.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, firmó un decreto en diciembre para permitirle al Instituto de Salud Pública del país que emita permisos que regulan el uso de cannabis con fines medicinales. El presidente colombiano Juan Manuel Santos tomó la misma medida el mes pasado.

El proyecto está avalado y aprobado por el gobierno chileno. El Servicio de Agricultura y Ganadería ya había aprobado un pequeño proyecto secreto en 2014, una plantación de marihuana experimental en Santiago que fue considerada un éxito. Toda la marihuana producida en este campo será usada exclusivamente para fines médicos.

Se espera que el campo del Maule produzca su primera cosecha de 1,5 toneladas métricas de marihuana esta primavera. Una vez sea procesada y convertida en medicamentos, será distribuida a más o menos 4.000 pacientes a lo largo de Chile que sufren de condiciones médicas crónicas.

“Tenemos casi 7.000 plantas que estamos cultivando de diferentes tipos y que van a ser usadas como la materia prima a fin de elaborar medicamentos para tres importantes estudios clínicos. Uno será conducido por el Instituto Nacional del Cáncer para pacientes con cáncer; el segundo es para pacientes que sufren de epilepsia resistente a medicamentos y será llevado a cabo por el Hospital San Borja Arriarán. El tercer estudio clínico es para pacientes que sufren de dolor crónico no relacionado al cáncer y será dirigido por el Hospital Las Higueras en Talcahuano”, dijo Gazmuri.

Nicanor Cuevas, director regional del Servicio Chileno de Agricultura y Ganadería, dijo que su grupo ayudará a asegurar que el campo de marihuana del Maule sea usado solo por instituciones autorizadas que estén llevando a cabo estudios clínicos.

“Instalamos dos cercas alrededor de la propiedad, una cerca eléctrica para prevenir el acceso no autorizado, y habrá guardias de una compañía de seguridad privada vigilando el campo 24/7”, dijo Cuevas.

La opinión pública sobre la marihuana ha cambiado en los últimos años en Chile. De acuerdo con una encuesta realizada por Plaza Pública Cadem, una firma de encuestas independiente, el 86% de los chilenos está a favor del uso de marihuana para fines médicos. Un estudio reciente también muestra que el 54% de los chilenos está a favor de legalizar la marihuana para su uso tanto recreativo como médico.

Origen: Bienvenido al campo legal de marihuana más grande de América Latina | CNNEspañol.com

Deja un comentario