A los 118 años goza de buena salud y no toma ningún medicamento

0001celina

diarioecologia.com.- Hasta un par de años atrás caminaba y se hacía su sopa. Ahora pasa de la cama a la silla de ruedas. Celina no toma medicamentos, no los necesita. Sólo deben ponerle una crema por sus quistes en la piel. Nunca fumó, pero tampoco comió demasiado. Sus armas fueron el trabajo constante, el ir caminando a todos lados y el amor, siempre el amor.

Celina prescinde del tabaco y el alcohol, pero también de cualquier medicamento porque a los 118 años goza de buena salud aunque sus piernas flaquean y la obligan a moverse en silla de ruedas.

La mitad de los medicamentos comercializados son inútiles

Esta anciana oriunda de la provincia de Tucumán (noroeste) la más pequeña de Argentina, aún es analfabeta, ha vivido siempre en la pobreza y tuvo 12 hijos propios, aunque siete de ellos ya han muerto.

El diario Clarín publicó su historia junto a una fotografía de su documento de identidad donde se acredita que cumplirá 119 años el 15 de febrero.

Sobre su secreto para llegar a esa edad sin requerir tratamientos médicos, su familia asegura que además de no fumar ni beber alcohol, Celina siempre se ejercitó yendo a pie a todas partes.

Larga vida a Celina!.

Deja un comentario