¿Qué medicamentos cuentan con problemas de suministro en España?

En lo que va de año se han producido en un fármaco concreto, por lo que se importará de Alemania otro para paliar su falta. Las vacunas contra la tosferina y la meningitis B, también afectadas.

ANDRÉS LIJARCIO | Madrid

Estos días la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha informado en un comunicado de la existencia de un problema de suministro del medicamento Modecate 25 mg/ml solución inyectable, tanto en el formato de una como de cinco ampollas, de la farmacéutica Bristol-Myers Squibb, indicado para el tratamiento de la esquizofrenia y la psicosis paranoide.

El problema está originado por la falta del principio activo del fármaco, flufenazina decanoato, derivado de una incidencia que ha tenido lugar en la planta de fabricación del mismo. Este hecho ha obligado a detener el proceso de fabricación para, una vez solucionado, proceder de nuevo a su validación. Esta complicación afecta globalmente a todos los países en los que se comercializa el medicamento y se prevé que no habrá producto terminado disponible hasta julio de 2016.

Por ello, las reservas que existen de este fármaco se van a destinar a los pacientes que cuentan ya con un tratamiento iniciado. Para el resto, ya que existirá desabastecimiento durante los próximos meses, Sanidad ha gestionado la importación de Alemania de 6.000 envases de Fluphenazin-neuraxpharm D 25 mg/ml, en formato de cinco ampollas, que estarán disponibles una vez agotado el stock nacional de Modecate.

SIN VACUNAS CONTRA LA MENINGITIS B

Más de 100.000 niños en España han visto interrumpida su vacunación contra el meningitis B, al anunciar la farmacéutica GSK que no dispondrá de las unidades necesarias para la segunda inyección hasta el segundo trimestre de 2016.

En este sentido, la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) emitió a final de año un comunicado con un mensaje de tranquilidad a la población ante el desabastecimiento de la vacuna contra la meningitis B, debido a la falta de previsión del laboratorio farmacéutico frente a la gran demanda de dosis.

Al respecto, el coordinador del Grupo de Vacunas de esta sociedad científica, Fernando García-Sala Viguer, explica que en aquellos casos en los que los padres han iniciado la vacunación pero no han podido completarla por la falta de dosis sucesivas, “deben de saber que no será necesario reiniciar de nuevo la vacunación, y que aunque la protección de una pauta incompleta no es la misma que una vez que la hayan completado, es mayor que la que tiene un sujeto que no ha recibido ninguna dosis”.

Un caso similar es el de la vacuna de la tosferina sobre la que, tal y como informó en su día la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), “los titulares de autorización de comercialización de las vacunas que contienen el antígeno frente a la tosferina comunicaron problemas de suministro, a nivel mundial, por dificultades en la fabricación del componente pertúsico”. Aún así, desde la Aemps aclararon que los datos sobre el problema no sugieren en ningún caso dudas sobre la seguridad de las vacunas actualmente disponibles.

Origen: ConSalud.es

Deja un comentario