Josep Pàmies, horticultor catalán visitando Extremadura: “No hay que anular ninguna medicina, todas pueden convivir”

Josep Pàmies, horticultor catalán visitando Extremadura: ‘No hay que anular ninguna medicina, todas pueden convivir’ – Foto: R. E.

Por: Rocío Entonado Arias

Afamado y controvertido a partes iguales, el polémico horticultor catalán vista Extremadura este fin de semana para dar a conocer los beneficios de las plantas medicinales que cultiva, entre ellas la stevia o el kalanchoe. Defensor a ultranza de la legalización de la marihuana, está integrado en el movimiento ‘Dulce Revolución’, que ofrece alternativas naturales para el tratamiento del cáncer, el sida o la diabetes. Tras viajar por toda España, el viernes ofreció una conferencia en Badajoz, ayer estuvo en Mérida y hoy llegará a Cáceres.

–Pseudomédico, sabio de la tierra, charlatán, curandero… Son muchas las referencias suyas en la red. ¿Cómo se define usted?

–Soy un agricultor que hace unos años descubrió la stevia. Me pregunté cómo era posible que esta planta que puede curar la diabetes o la hipertensión estuviera prohibida y el tabaco no. Después comencé a ver que otras plantas estaban igual de criminalizadas, algunas incluso por la vía penal como la marihuana, plantas maravillosas que por intereses farmacéuticos o económicos no podían usarse y divulgarse. Me planteo la lucha contra esas grandes corporaciones y luego varios compañeros proponen crear una asociación para conectar con esas miles de personas que han iniciado lo que llamamos la dulce revolución. Hacemos giras por toda España y al año que viene viajaremos a Hispanoamérica.

–¿De dónde viene ese interés por la stevia?

–Yo vivía de vender a los restaurantes hierbas silvestres y flores comestibles. Ferrán Adriá, Santi Santamaría, Quique Dacosta… Todos querían esa planta, de un dulzor extraordinario. La busqué y la encontré, pero después comprobé que la stevia no solo era un sabor para Adriá o Santamaría. Empecé a divulgarlo y comencé a tener problemas.

–¿Qué explica en sus charlas?

–Hablamos de lo que hemos ido descubriendo, que la alimentación nos está enfermando, pequeñas noticias que casi no se conocen y que son súper importantes, como ese premio Nobel de medicina que hablaba de que los fármacos que curan del todo no son rentables. A Odile Fernández, una doctora de Granada que se curó con dieta un cáncer terminal de ovarios con metástasis, y que ha escrito el libro ‘La Dieta Anticáncer’, se la quieren cargar. A mí también, pero yo soy jubilado y no tengo títulos, por eso me consideran un charlatán. Hablamos de estos temas y buscamos aliados, médicos, investigadores, oncólogos que estén con nosotros.

–Dicen que tienen cura para el cáncer, la diabetes o el ébola. Incluso que el virus del sida no existe.

–Nosotros no decimos nada por cosecha propia, solo somos divulgadores de lo que otras personas con mucha autoridad y prestigio han dicho. El sida claro que existe, lo que no existe es el virus. El sida es inmunodeficiencia adquirida provocada por muchas causas: drogas, hambre… Nosotros vemos que con artemisa nova, una planta maravillosa para el sistema inmulógico, el sida, no el virus, se controla solo. Los tumores se deshacen como por arte de magia en uno o dos meses. Pero el tumor no es el cáncer, el tumor es la parte visible del cáncer. Se trata con kalanchoe, pero tienes que curar el origen, que puede venir de una mala alimentación o ser emocional. ¿Cuántas madres pierden un hijo y al cabo de un año tienen un cáncer de pecho? Esto se sabe hasta la saciedad, pero un tratamiento largo de quimio son 250.000 euros. Es un chorro de dinero y cortarlo con plantas que valen cuatro chavos es la ruina. No negamos la necesidad de quimio a veces, pero no tanta por favor. Y complementarla con dietas, plantas y desintoxicación. Esa es la medicina que vendrá.

–Muchos le acusan de vender miedo y ser un timador.

–¿Miedo a los medicamentos? Los medicamentos matan, son la tercera causa de muerte después del cáncer, matan más que no curan porque no curan, solo cronifican. Transmitimos el conocimiento de otras personas muy preparadas y damos alternativas: comida adecuada, plantas y uso prudente de los medicamentos, porque si te pasas te van a matar. Es la medicina holística. En Suiza, el país de las farmacéuticas, tienen derecho a todas las medicinas en su sanidad pública y privada. Pero aquí solo quieren una y un hundir al resto: homeópatas, naturópatas, oncólogos que discrepan…

–¿Qué consejos nos da para tener una vida larga y sana?

–Comer poco y bueno. Si comes ecológico y te hinchas la obesidad es mala también. Muchas verduras, frutas, legumbres, frutos secos, cereales integrales, pescado y carne roja con moderación y de muy buena calidad.

Deja un comentario