Escasez de alimentos y fármacos se agudiza en Bolívar

FarmatodoCorreoTyF/ S.S.
Ciudad Bolívar
La escasez de alimentos de la cesta básica, medicinas y artículos de higiene personal cada día se agudiza más en Ciudad Bolívar, Ciudad Guayana y Upata, las tres principales urbes del estado Bolívar, en el suroriente del país, que concentran 70% de la población.

Grandes colas se observan a diario en abastos y supermercados, tanto públicos como privados, en los que muchas veces no llega la tan esperada mercancía. Un escenario similar se vive en las farmacias, en donde adquirir pañales desechables o leche para lactantes, así como medicamentos para distintas patologías, es una odisea.

“Algunas veces uno hace la cola por ocho horas y hasta más, pues dicen que viene leche, arroz, café, azúcar, entre otros productos, y no llega nada”, expresó Maigualida Guzmán, quien se encontraba realizando una fila en un comercio de la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), ubicado en Ciudad Bolívar, desde la noche del pasado lunes.

ESPECULACIÓN
Ella es madre de dos pequeños, de 5 y 8 años, y aseguró que “contar con los tres platos de comida al día es algo muy difícil. Un litro de aceite en la calle lo venden entre 1.000 y 1.500 bolívares y el arroz en 1.000”.

En otro extremo de la kilométrica cola se encontraba Luis Fernando Solano, quien esperaba poder adquirir “lo que se encuentre, ya que ahora uno no compra lo que necesita, sino lo que se consigue”.

Solano exhortó al Gobierno Nacional a normalizar, lo más pronto posible, la distribución de los rubros de la dieta diaria. “Hasta cuándo tanta ineficiencia, ineptitud. Ya basta de politiquería, el pueblo quiere soluciones”, apuntó.

BACHAQUEO EN ASCENSO

El denominado bachaqueo, que se acrecienta cada día con la situación que se vive actualmente en todo el país, se ha convertido en una opción a la hora de adquirir alimentos y fármacos en esta entidad.

De hecho, en la red social Facebook se han creado grupos en los que se venden productos y medicinas con hasta 2.000% más del precio justo. Además, se exhiben artículos que en establecimientos tienen muchos meses sin llegar.

“El sueldo no alcanza para cubrir la canasta alimentaria. Presidente, necesitamos que cumpla con su trabajo. Basta de pañitos calientes. El pueblo no tiene qué comer”, expresó Nérida Maita, a las afueras del supermercado Santo Tomé, en el sector Unare de Ciudad Guayana.

INEXISTENTES
A escasos metros de este establecimiento se encuentra una conocida farmacia. Allí decenas de personas preguntan por diferentes medicamentos, de los que más de 75%, según el personal, no hay.

“Estoy buscando el anticonceptivo Diane 35 o Dixi y me dijeron que tiene meses sin llegar. También solicité un antialérgico y tampoco hay existencia. Uno se enferma y no tiene los insumos para
curarse”, manifestó Katiuska Millán.

El pueblo de esta entidad suroriental espera que los anuncios en materia económica que realizará próximamente el presiente de la República, Nicolás Maduro, ayuden a normalizar la distribución de los productos y medicamentos.

En Las Claritas si hay

En la población minera Las Claritas, al sur del estado Bolívar, sí se consiguen los alimentos y hasta medicinas, pero a altos costos. “Aquí se vende de todo, pero es una tierra sin ley. Los anaqueles de los comercios están llenos de leche, azúcar, café y muchos otros artículos. Con un pequeño mercado uno gasta hasta 200 mil bolívares”, comentó la minera Alída Díaz, en conversación por vía telefónica con el Correo del Orinoco. Para nadie es un secreto en la entidad que esta situación se vive en esta zona aurífera.

Origen: Correo del Orinoco -Miércoles 13 de enero, No 2.263, pág 12

 

Deja un comentario