Brasil dice que malformaciones son causadas por virus del zika (fotos)

En esta imagen del 22 de diciembre de 2015, Angelica Pereira perfuma a Luiza mientras su padre Dejailson Arruda la sostiene en su casa en Santa Cruz Capibaribe, en el estado de Pernambuco, Brasil. Aunque nunca se había detectado un nexo entre el virus del zika y la microcefalia, “nunca ha habido una epidemia de zika de las proporciones que vemos ahora en Brasil”, dijo Pedro Fernando Vasconcelos, investigador del instituto Evandro Chagas, que investiga una relación entre el virus y las malformaciones. (AP Foto/Felipe Dana)

En las primeras semanas de su embarazo, Angelica Pereira sufrió molestias por una picadura de mosquito. Al principio parecía poca cosa. Pero al día siguiente se despertó con un sarpullido, dolor de cabeza, fiebre y escozor en los ojos. Los síntomas desaparecieron en cuatro días, pero ella teme que el virus tuviera consecuencias a largo plazo.

En esta imagen del miércoles 23 de diciembre de 2015, bolsas de plástico y basura en el suelo en Santa Cruz do Capibaribe, donde se registraron muchos casos de zika, en Pernambuco, Brasil. El virus del zika, detectado por primera vez un humanos hace 40 años en Uganda, se ha considerado durante años como un pariente menos doloroso del dengue y el chikunguya, propagados por el mismo mosquito Aedes. (AP Foto/Felipe Dana) En esta imagen del 23 de diciembre de 2015, Dejailson Arruda sostiene a su hija Luiza en su casa de Santa Cruz do Capibaribe, en el estado de Pernambuco, Brasil. Luiza nació en octubre con una afección poco habitual conocida como microcefalia. La madre de Luiza, Angelica Pereira, se vio infectada por el virus del zika durate su embarazo por una picadura de mosquito. Las autoridades brasileñas de salud creen que la afección de Luiza está relacionada con la infección que sufrió su madre. (AP Foto/Felipe Dana) En esta imagen del 23 de diciembre de 2015, Elison, de 10 años, mira a su madre Solange Ferreira bañando a Jose Wesley en un cubo en su casa de Poco Fundo, en el estado brasileño de Pernambuco. Ferreira dice que a su hijo le gusta estar en el agua, de modo que le pone en el cubo varias veces al día para calmarlo. (AP Foto/Felipe Dana) En esta imagen del 22 de diciembre de 2015, Angelica Pereira, a la derecha, sostiene a su hija Luiza mientras espera a su cita con un neurólogo en el hospital Vitalino Mestre de Caruaru, en el estado de Pernambuco, Brasil. Investigadores brasileños detectaron en noviembre la presencia del genoma del virus del zika en muestras de líquido amniótico de dos mujeres a cuyos fetos se les había diagnosticado microcefalia en pruebas de ultrasonidos, indicó la Organización Panamericana de la Salud. (AP Foto/Felipe Dana) En esta imagen del 22 de diciembre de 2015, Angelica Pereira sostiene a su hija Luiza ante su casa de Santa Cruz do Capibaribe, en el estado de Pernambuco, Brasil. Luiza nació en octubre con una afección poco habitual conocida como microcefalia. El virus del zika, detectado por primera vez en humanos hace unos 40 años en Uganda, se ha considerado durante años como un pariente menos doloroso del dengue y el chikunguya, propagados por el mismo mosquito Aedes. Hasta hace unos meses, los investigadores no habían registrado indicios de que pudiera estar relacionado con la microcefalia.  (AP Foto/Felipe Dana) En esta imagen del 23 de diciembre de 2015, Elenilson, de 5 años, sostiene un cuaderno mientras juega junto a su hermano de dos meses Jose Wesley en su casa de Poco Fundo, en el estado de Pernambuco, Brasil. La madre de Jose Wesley, Solange Ferreira, nunca había oído hablar de la microcefalia hasta que se le diagnosticara a su hijo pequeño poco después de nacer. (AP Foto/Felipe Dana) En esta imagen del 22 de diciembre de 2015, Angelica Pereira perfuma a Luiza mientras su padre Dejailson Arruda la sostiene en su casa en Santa Cruz Capibaribe, en el estado de Pernambuco, Brasil. Aunque nunca se había detectado un nexo entre el virus del zika y la microcefalia, "nunca ha habido una epidemia de zika de las proporciones que vemos ahora en Brasil", dijo Pedro Fernando Vasconcelos, investigador del instituto Evandro Chagas, que investiga una relación entre el virus y las malformaciones. (AP Foto/Felipe Dana) En esta imagen del 23 de diciembre de 2015, Elison, de 10 años, mece a su hermano de dos meses Jose Wesley en su casa de Poco Fundo, en el estado de Pernambuco, Brasil. Las sospechas sobre una relación entre la microcefalia y el virus de zika surgieron después de que las autoridades registraran 17 caso de malformaciones del sistema nervioso en fetos y recién nacidos tras comenzar un brote de zika el año pasado en la Polinesia Francesa, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. (AP Foto/Felipe Dana)

La hija de Pereira, Luiza, nació en octubre con una cabeza más de una pulgada (3 centímetros) más pequeña de lo que los médicos consideran sano. Esta afección poco habitual, conocida como microcefalia, produce a menudo un retraso mental. Poco después, un neurólogo dio más malas noticias a Pereira y su esposo: el daño cerebral había causado una parálisis cerebral.

“Mi corazón se detuvo. Sólo podía pensar en todos los problemas y la discriminación que sufrirá mi bebé”, dijo Pereira, una costurera de 20 años que vive en Santa Cruz do Capibaribe, una pequeña ciudad en el nordeste de Brasil donde se fabrican prendas de ropa.

Este año han nacido en Brasil más de 2.700 bebés con microcefalia, un aumento respecto a los 150 de 2014. Las autoridades sanitarias brasileñas dicen estar convencidas de que la variación está relacionada con un brote repentino del virus del zika, que padeció Pereira, aunque los expertos internacionales advierten que es demasiado pronto para estar seguros y el problema podría tener otras causas.

Sólo Brasil estima que ha sufrido entre 440.000 y 1,3 millones de casos de zika desde que se detectó el primer contagio local del virus en mayo. Esta enfermedad transmitida por mosquitos se identificó por primera vez en el continente americano hace menos de dos años y se ha expandido con rapidez por América Central y del Sur.

“Asistimos al comienzo de una epidemia en un país que tiene entre 200.000 y 300.000 nacimientos al año, lo que indica lo preocupados que estamos. Es un virus del que no sabemos mucho”, explicó Rodrigo Stabeli, vicepresidente del instituto de investigación Fiocruz de Río de Janeiro. “Nos estamos preparando para lo desconocido”.

Los brasileños están tan preocupados que algunos obstetras, como Helga Monaco del Hospital Samaritano de Sao Paulo, recomiendan a las mujeres que eviten quedarse embarazadas durante la temporada de lluvias, cuando hay más mosquitos.

“Todas las mujeres que veo en el hospital o en mi consulta que están embarazadas o quieren quedarse embarazadas están muy alarmadas, casi en pánico”, señaló la especialista.

El virus del zika, detectado por primera vez un humanos hace 40 años en Uganda, se ha considerado durante años como un pariente menos doloroso del dengue y el chikunguya, propagados por el mismo mosquito Aedes. Hasta hace unos pocos meses, los investigadores no habían documentado indicios de que pudiera estar relacionado con la microcefalia.

Las sospechas entre ambas cosas surgieron después de que las autoridades registraran 17 caso de malformaciones del sistema nervioso en fetos y recién nacidos tras comenzar un brote de zika el año pasado en la Polinesia Francesa, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades.

Y en noviembre, investigadores brasileños detectaron en noviembre la presencia del genoma del virus del zika en muestras de líquido amniótico de dos mujeres a cuyos fetos se les había diagnosticado microcefalia en pruebas de ultrasonidos. Brasil anunció el 28 de noviembre que los expertos habían identificado presencia del virus del zika en el tejido cerebral de un recién nacido con microcefalia que había fallecido.

Conforme aumentaban los indicios de nuevos análisis en Brasil, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud instaban a las autoridades en países de la región a vigilar posibles problemas neurológicos o malformaciones congénitas en otros países que pudieran estar relacionados con el zika.

Aunque nunca se había detectado un nexo entre el virus del zika y la microcefalia, “nunca ha habido una epidemia de zika de las proporciones que vemos ahora en Brasil”, dijo Pedro Fernando Vasconcelos, investigador del instituto Evandro Chagas, que identificó la presencia del virus en el bebé recién nacido.

Las autoridades sanitarias internacionales dicen que la conexión todavía no se ha demostrado. En un mensaje reciente, los Centros estadounidenses de Control y Prevención de Enfermedades señalaron que “la asociación entre la infección del virus del zika y la microcefalia todavía se está investigando”, y añadieron “llevará tiempo determinar la causa de la microcefalia para los casos registrados en Brasil”. La institución apuntó que hay numerosas causas para la microcefalia, como las anomalías genéticas, infecciones o exposición a sustancias tóxicas durante el embarazo.

“Uno no debería simplemente sacar conclusiones de que porque esté asociado, es la causa”, indicó Sanjaya Senanayake, profesor asociado de enfermedades infecciosas en la Universidad Nacional de Australia y que estudia el virus desde hace décadas.

“Al final, desde luego podría causarlo”, dijo. “Pero tienen que hacer más estudios epidemiológicos con varios grupos de mujeres embarazadas”.

Las autoridades brasileñas no se han quedado a la espera. “No hay duda de que la mayoría de los casos de microcefalia (en Brasil) están relacionados con el virus del zika”, afirmó Claudio Maierovitch, director del equivalente brasileño de los CDC. El Ministerio de Salud anunció que enviaría un despliegue de 266.000 personas para revisar cada casa, granja y negocio del país y advertir sobre los riesgos del zika.

No se conocen casos de infección del virus del zika en Estados Unidos, aunque sí se ha visto en viajeros que volvían infectados de otros lugares. Chile, Colombia, Panamá, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Surinam y Venezuela han documentado casos, pero no indicios de que estuvieran relacionados con defectos de nacimiento, indicó la Organización Panamericana de la Salud.
Por ADRIANA GOMEZ LICON, Associated Press

Los periodistas de Associated Press Renata Brito en Río de Janeiro, Stan Lehman en Sao Paulo y Marcos Alemán en San Salvador, El Salvador, contribuyeron a este despacho.

Origen: Brasil dice que malformaciones son causadas por virus del zika (fotos) – Noticias Informate 365

Deja un comentario