España: Los afectados por la talidomida piden una unidad médica en Aragón

Ana Lahoz.- “Talidomida: ¡Justicia!”. Con esta frase sobreimpresa en una proyección digital, varios aragoneses afectados por este fármaco, que fue suministrado entre los años 1958 y 1963 a embarazadas para evitar las náuseas y que provocó malformaciones en sus bebés, solicitaron ayer en la Comisión de Comparecencias de las Cortes de Aragón la creación de una unidad médica especializada en la comunidad El objetivo es que este servicio mejore su calidad de vida, estudie su patología y trate las malformaciones.

El vicepresidente de la Asociación de Víctimas de Talidomida de España (AVITE), el aragonés Rafael Basterrechea, explicó que un área de fisioterapia, por ejemplo, sería “muy positiva” para su tratamiento. “Si nosotros vamos a un fisioterapeuta nos hace más daño del que ya tenemos, lo que se requiere es alguien que entienda la patología”, precisó.

En su intervención esbozó los 11 años “de lucha” de la asociación, así como todo el proceso judicial al que se han enfrentado durante este tiempo con el objetivo de que se les reconociera como afectados por la talidomida. “No hay ninguna prueba que determine al 100% la patología. Nos gustaría que Aragón hiciera un reconocimiento objetivo de cuántas víctimas hay aqui”, dijo.

Basterrechea también reclamó las indemnizaciones y pensiones que en otros países sí tienen los afectados. “La negligencia cometida por la compañía farmacéutica alemana Grünenthal, quien comercializó el fármaco, sí ha sido reportada. Es vergonzoso que solo España y Portugal carezcan de ayuda. Solo pedimos ser igual que cualquier afectado por la talidomida del mundo”, añadió.

‘NON GRATA’ Según los datos que maneja AVITE, en Aragón hay 29 víctimas (16 hombres y 13 mujeres), pero “solo” hay reconocidas cinco. “Y nuestros cálculos es que la cifra podría ser de 137 personas, dado que la mayoría de los afectados o nacieron muertos o fallecen en los dos primeros años de vida”, explicó Basterrechea, quien también pidió a los diputados de las Cortes “presión” al Gobierno de España tras una actuación “especialmente sangrante” desde que en el 1961 Alemania ordenara la retirada del producto

“Tanto el PSOE como el PP nos dieron su apoyo y cuando llegaron al Gobierno todo quedó en nada. Solo somos una baraja de cambio”, lamentó el aragonés, quien recordó que el pasado septiembre se llevaron “un varapalo judicial” por parte del Tribunal Supremo de Madrid al considerar “prescrita” su demanda.

Además, se solicitó al Ejecutivo aragonés que declare a la farmacéutica causante non grata en la comunidad, como “medida de presión” para que reconozca su responsabilidad. “Seguro que venderá medicamentos en Aragón, así que se le debería restringir y decirle de algún modo que no se le quiere aquí”, dijo.

Deja un comentario