España: MSF denuncia que farmacéuticas Pfizer y GSK ‘son opacas’ sobre coste vacunas

Vacuna-contra-el-sarampión-efe-1024x576EFE / Barcelona

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado este martes que las farmacéuticas Pfizer y GlaxoSmithKlein (GSK) son “opacas” respecto al coste de la vacuna contra la neumonía, lo que supondría según la organización que su precio se eleve por encima de lo que se pueden permitir los países en desarrollo.

En una rueda de prensa en Barcelona para presentar la campaña ‘Pon una vacuna’, el responsable sanitario de MSF Cristian Casademont ha afirmado que “en la última década se han conseguido doblar las vacunas infantiles disponibles, pero el precio se ha multiplicado por 68”.

Una de las razones de este encarecimiento tiene que ver, según Casademont, con la poca información sobre el coste de las vacunas, lo que “obliga a negociar desde una posición de debilidad”: sería el caso de la vacuna del neumococo, por la que los fabricantes GSK y Pfizer “han obtenido 26 millones de euros, 4.400 el año pasado”.

En España la inyección contra la neumonía costaría unos 70 euros, aunque Casademont ha destacado que “se dan casos, como el de Suecia y Perú, en los que la vacuna es más barata en países ricos que en otros con ingresos medios”.

“El precio más barato que se ha conseguido a día de hoy para los países más pobres son 9 euros por las tres dosis del neumococo, gracias a la financiación de la Alianza para las Vacunas, una cifra inasumible por gobiernos y organizaciones, y aún muy por encima de lo que calculamos que sería el coste de producción”, ha señalado.

En ese sentido, la iniciativa ‘Pon una vacuna’ de MSF incluye una recogida de firmas para “presionar” a GSK y Pfizer para que rebajen el precio de la vacuna, hacia una cifra que rondaría “los 5 euros por niño”, ha subrayado Casademont.

Según los datos manejados por MSF, uno de cada cinco niños no recibe las vacunas necesarias antes de cumplir el año de vida, y un millón y medio de niños muere cada año por enfermedades evitables con vacunas, de los cuales un millón fallece por culpa de una neumonía, especialmente en el Tercer Mundo.

Ante esta mortalidad infantil, Casademont ha remarcado que “la vacunación es de largo la mejor solución”, y ha criticado que estos fármacos “no están adaptados al tercer mundo”, por ejemplo con la cadena de frío necesaria.

“Las vacunas están diseñadas para mantenerse a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados, y esto es un reto gigante en muchos países donde se tienen que transportar por sitios con dificultades de acceso físico y a temperaturas que llegan a los 50 grados”, ha ilustrado el responsable de MSF.

Casademont ha destacado “lo mucho que facilitaría el proceso” la creación de una vacuna termoestable, así como una que se pudiera administrar por vía oral, ya que “la inyección requiere médicos, pero en la mayoría de países del África, como Nigeria, solo hay uno por cada 10.000 habitantes”.

Otra de las demandas de MSF es que se cambie la estrategia de vacunación actual, promovida entre otros por la OMS y Unicef: “En el tercer mundo un calendario de vacunas fijo no tiene sentido, hay que actuar con paquetes preventivos flexibles que incluyan distintas vacunas y medicamentos, y que se administren en una sola sesión”.

“A esto hay que sumarle que, en lugares como República Centroafricana o Malí, con graves conflictos bélicos, solo podemos acercarnos a la población en los pocos momentos de calma existentes, en los que intentamos dar a la gente la máxima atención posible”, ha explicado Casademont.

Además de informar sobre esta problemática, la campaña ‘Pon una vacuna’ también pide donaciones para la compra de vacunas para niños.

Origen: Canarias7. Internacional. MSF denuncia que farmacéuticas Pfizer y GSK ‘son opacas’ sobre coste vacunas

Deja un comentario