Artemisinina, regalo de medicina tradicional china que salva millones de vidas en Africa

 

cri.cn.- Desde que el Comité Nobel anunció la semana pasada a los ganadores del Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2015, la científica china Tu Youyou y la artemisinina, una cura efectiva para la malaria descubierta por Tu y sus colegas en la década de los 70, fueron puestas bajo los reflectores.

“Se trata de un regalo que la medicina tradicional china da al mundo”, dijo Tu de 84 años de edad en una entrevista con Xinhua.

África, un continente que sigue sufriendo el azote de la malaria, ha sido uno de los mayores beneficiarios del descubrimiento de la artemisinina.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2013, en el continente se presentaron alrededor de 163 millones de casos de malaria, que causaron aproximadamente 528.000 muertes.

La artemisinina es un extracto de la Artemisia annua, una medicina tradicional china hallada comúnmente en los campos de las áreas rurales de China. La planta ha sido utilizada por los antiguos médicos chinos como un ingrediente de la receta para curar enfermedades como influenza y malaria.

Al revisar minuciosamente textos y manuales de medicina antigua china, Tu se inspiró en un tratamiento para la malaria registrado en un manual de medicina tradicional de hace 1.600 años y usó éter dietílico para aislar la artemisinina de la Artemisia annua, la mejor medicina contra la malaria en la historia y con ello salvó millones de vidas en todo el mundo.

El descubrimiento del medicamento ocurrió en un momento en que el parásito de la malaria se volvió resistente a fármacos más tradicionales como la quinina y la cloroquina. Desde entonces, el medicamento ha sido incluido en la lista de la OMS de medicinas esenciales.

Las cifras de la OMS muestran que entre los años 2000 y 2013, el número de casos de malaria en África disminuyó en 34 por ciento, mientras que la tasa de muertes por malaria disminuyó en 54 por ciento, un logro atribuido en gran parte al tratamiento con terapia combinada con base en artemisinina (ACT, por sus siglas en inglés).

Arnold Ferdinand, un farmacéutico en una comunidad cercana a Accra, capital de Ghana, dijo que ha habido una enorme mejoría en el tratamiento de la malaria en el país desde que se introdujo la artemisinina.

“Normalmente, cuando estás atendiendo cualquier enfermedad, en especial la malaria, quieres un medicamento que reduzca la severidad de la enfermedad, minimice la incidencia de muertes y hasta reduzca la duración del achaque y luego un medicamento al que el parásito no muestre alguna resistencia. Esto es lo que la molécula de la artemisinina nos ha dado”, dijo Ferdinand a Xinhua en una entrevista.

En 2007, el gobierno de Botswana tomó la decisión de cambiar el medicamento de primera línea a ACT en vista de la resistencia y del movimiento regional hacia la eliminación de la malaria.

“Cuando se administró oportunamente a todos los pacientes con malaria no complicada, la recuperación fue casi de 100 por ciento. Los pacientes son tratados como pacientes externos y no necesitan ser ingresados al hospital”, señaló un especialista de salud pública en el norte de Botswana, un área con alta incidencia de la enfermedad.

Un equipo médico chino ha estado cooperando con la autoridad de salud del área de Comorin sobre el programa de erradicación de la malaria con ACT desde 2007.

El programa ha sido elogiado como un “gran éxito” pues el país registró cero casos de muerte relacionados con la malaria en 2014. El programa ha reducido también la tasa de contagios de malaria de 142 casos por cada mil personas en 2006 a 2,8 casos en 2014.

La galardonada con el Nobel, Tu, ha recordado al mundo el legado y valor de la medicina tradicional china y los países africanos ven el potencial de fortalecer la cooperación en suministro de medicamentos con China. La Artemisia annua comienza a ser plantada en países como Uganda, parte de los esfuerzos para combatir la malaria.

“Zambia espera que su cooperación futura con China en el sector salud se enfoque en el suministro de medicamentos y en la capacitación de especialistas”, expresó el ministro de Salud del país, Joseph Kasonde, en una entrevista reciente con Xinhua.

Deja un comentario