TPP: La traición de Humala y Bachelet, de Peña Nieto nada podía esperarse

Ramón Mansilla González.-

El tratado de libre comercio transpacífico TPP puso en evidencia el predominio de los poderes reales en países latinoamericanos como Chile, Perú y México quienes han continuado la linea de los TLC con los EEUU en materia de protección de los monopolios de patentes medicinales en sus países y la cesión de soberanía en materia de seguridad de la salud de sus ciudadanos.

El capítulo de propiedad intelectual también propone la exclusividad de los datos de pruebas clínicas, que impediría a los laboratorios de genéricos y biocomparables salir al mercado de inmediato una vez expirada la patente. Las patentes farmacéuticas gozan actualmente de una protección de 20 años, según el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (Adpic) adoptado en 1994, en el marco de la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC). La vinculación de Patentes de Medicamentos con Registros Sanitarios, implicara no sólo retrasar la competencia de los genéricos en el mercado nacional, sino que debilita el significado de los registros sanitarios.

Como si tomara a los chilenos por tontos, el canciller de la presidenta Michel Bachelet, el señor Heraldo Muñoz, afirmó que “Ha sido satisfactorio (el TPP) para nosotros, se ha resguardado lo que nosotros decíamos: cinco años de protección y no más”, dijo sin considerar el retroceso que significó conceder en el TLC EEUU-Chile los 5 años de protección a los medicamentos en concepto de datos de prueba que en la práctica significa la extensión del período de vigencia de protección por patentes para las empresas farmacéuticas transnacionales.

Por su parte el presidente Ollanta Humala, como si le viera la cara de idiotas a sus compatriotas dijo que el Perú aceptó otorgar 5 años de protección de datos de prueba a medicamentos biológicos, vitales para tratar cánceres metastásicos y enfermedades autoinmunes, como para justificar el porqué de tamaña defección de un presidente ya podemos decir vendido a Washington tras aceptar la estancia de 3200 marines en una de sus bases militares peruanas. Perú no contaba con ninguna protección adicional sobre medicament y concedió asumir hasta 8 años (5+3) por datos de prueba e incrementar la prevalencia de monopolios para las medicamentos biológicos.

Peña Nieto simplemente entregó su poca credibilidad a las fámacéuticas estadounidenses.

Biológicos. Estos medicamentos son anticuerpos monoclonales diseñados para tratar determinados cánceres y enfermedades autoinmunes.

Biosimilares. Son medicamentos biológicos similares a otros ya autorizados sin diferencias clínicas significativas.

Datos de prueba. Son los ensayos clínicos desarrollados para garantizar la seguridad y eficacia. Estos datos pueden o no ser protegidos del aprovechamiento de terceros. Si se protegen, se otorga un periodo de exclusividad comercial. El principio activo durante el cual no se autorizan las copias.

Deja un comentario