Sefar incrementa capacidad distributiva y de control para evitar desvío de medicamentos e insumos

_mg_3295_rh14436453291443655020Entrevista al director general del Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas
En septiembre pasado, el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar) distribuyó 45 millones 387.000 unidades de insumos y medicamentos en hospitales del país. En julio fueron 60 millones y este mes ya comenzaron los preparativos para abastecer de gasas, inyectadoras, guantes y soluciones a 49 centros públicos de salud y 15 maternidades con mayor demanda nacional.

El director general del Sefar, Teojeansix Molina, señaló que este año han reforzado la distribución y el objetivo es avanzar en el seguimiento y control de los insumos y medicinas que envían a hospitales para evitar su desvío y extracción para el contrabando.

“Nosotros tenemos una distribución que se ha ido incrementado, ahora vamos a la segunda fase de control y seguimiento” para asegurar que los insumos y medicinas “no se utilicen para venderlos o con otros fines más allá de atender a las personas que asisten a nuestros centros de salud”, indicó Molina, en una entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias, este miércoles.

El Sefar -dependencia encargada de producir, almacenar y distribuir medicinas e insumos médicos a los centros públicos de salud- ha designado a 98 personas de su equipo para ejercer el control y seguimiento de insumos en los 49 hospitales priorizados del país.

Serán dos personas por hospital quienes estarán en los almacenes recibiendo los medicamentos que cada 20 días el Sefar distribuye directamente en los centros priorizados y en las 15 maternidades, al tiempo que envía el resto de los insumos a las direcciones regionales de salud encargadas de llevar los rubros a los ambulatorios y consultorios populares.

“El Ministerio (de Salud) ha dado la instrucción de nombrar dos personas encargadas en cada hospital del Sefar, personas que se encarguen de darle un control y seguimiento a los insumos médicos que se distribuyen en esos centros de salud, y de asegurarse que lleguen al paciente, al usuario, que es donde está el punto álgido (porque) si tú vas a la distribución que se ha realizado desde que llegó el ministro (Henry Ventura) y desde que nosotros estamos en el Sefar, siguiendo las instrucciones del ministro, la distribución se ha incrementado potencialmente, sin embargo en los hospitales siguen pidiéndole a la gente curas, gazas, compresas, algodón, soluciones fisiológicas”, cuestionó.

Molina manifestó que para frenar esta situación es necesario reforzar los controles porque la distribución de los insumos se está realizando de manera efectiva.

Recientemente, el viceministro de Hospitales, Francisco Hernández, informó a AVN que habían sido aprehendidas dos personas robando medicinas de los hospitales J.M de los Ríos y el Vargas.

En este sentido, Molina llamó a los trabajadores de los hospitales y al poder popular a acompañar la labor de los supervisores del Sefar para evitar que se extraigan los insumos que el Estado garantiza a través de convenios con Cuba, China, Argentina y Uruguay.

Incrementar producción

El Sefar también tiene el objetivo de incrementar la producción de medicamentos e insumos para que el abastecimiento de hospitales se haga con rubros hechos en Venezuela y para garantizar que la población tenga acceso a medicamentos que los laboratorios se niegan a importar o producir porque están regulados.

Puso como ejemplo el acetaminofén, un analgésico que el Estado distribuye a hospitales públicos, pero que poco se encuentra en las farmacias, mayoritariamente privadas del país.

Explicó que los laboratorios privados “prefieren con los dólares del pueblo, del Estado (…) buscar aquello que dé mayor rendimiento económico y el acetaminofén para ellos no representa un rendimiento económico alto, al igual que tratamientos de hipertensión, ellos no les interesa utilizar los dólares del Estado para traer lo que el pueblo necesita, sino lo que económicamente les represente a ellos un mayor índice de ganancias”.

Indicó que para contrarrestar la práctica de utilizar la medicina como mercancía, es necesario “girar la vista hacia la producción nacional”.

Para ello remodelan la gran planta de producción del Sefar para ampliar la capacidad que hasta ahora se ubica en 11 rubros, entre los que se encuentran antipiréticos y analgésicos.

También, el Gobierno nacional retomó el convenio de cooperación con India, país que produce masivamente medicamentos genéricos de calidad a precios justos. Está previsto producir con este país 57 medicamentos de alta demanda en Venezuela.

Molina agregó que el Sefar construyó una fábrica de textiles para uso hospitalario, otra de suero oral y una de artículos de sutura cuya estructura está culminada, sólo a la espera de las instalaciones de servicios de agua y energía eléctrica para comenzar a operar.

FIN/AVN/IG

Deja un comentario