Argentina ahorrará 180 millones de pesos con la compra de medicamentos genéricos indios para pacientes con VIH

Mirada Profesional.- El gobierno argentino compró un lote de la versión genérica de Atripla, un fármaco a base de tres drogas que se entrega a pacientes con Sida. La versión india cuesta 4 pesos por unidad, contra los 90 pesos de la versión de la farmacéutica Gilead. El ahorro superará los 180 millones de pesos. Satisfacción de entidades que defienden a los personas con VIH.

Se estima que en el país unas 110 mil personas viven con VIH. Si bien cerca de un tercio de los infectados no conocen su condición, quienes son diagnosticados reciben tratamiento gratuito por parte del Ministerio de salud nacional. En ese marco, el gasto para garantizar este derecho es tema de debate y preocupación entre especialistas, ya que por año se suman 6 mil nuevos pacientes a los programas. Por eso, el gobierno anunció que comprará una partida de medicamentos genéricos indios, que permitirá un ahorro del 180 millones de pesos. Esto permitirá hacer sustentables delo planes de atención hasta el 2016.

La noticia se conoció esta semana, luego de un encuentro de funcionarios del área con entidades de ayuda a pacientes y dedicadas al acceso de los medicamentos. La compra de la versión genérica del antirretroviral se hará a la farmacéutica india Cipla, que entregará una partida del medicamento Atripla, que combina tres drogas para tratar el VIH.

Según informó la Dirección Nacional de SIDA y Enfermedades de Transmisión Sexual (DNSyETS) del Ministerio de Salud, la compra del genérico indio permitirá un ahorro de más de 180 millones de pesos. “Dicha compra implica una reducción en el costo de adquisición del medicamento, que pasa de 90 pesos (U$S 9,78) por unidad ofrecido por la empresa Gilead a sólo 4 pesos (U$S 0,38) por unidad, con el enorme impacto favorable que esto tiene para la sustentabilidad del programa público de provisión gratuita de medicamentos, el acceso y la disponibilidad de un medicamento esencial para el tratamiento del VIH”, destacó la oficina, que dirige Carlos Falistocco.

Las cifras oficiales del Ministerio de Salud aseguran que la compra de la versión genérica del medicamento al laboratorio indio “importa un ahorro público de 181.026.130 de pesos, que podrá ser destinado a tratar a más personas como así mismo a atender otra necesidades urgentes del sistema de salud”. “La compra se pensó a los fines de garantizar la sustentabilidad del programa para el año 2016. Esta decisión resulta un antecedente importantísimo que muestra el camino a seguir para garantizar el tratamiento a todos los que lo necesitan, evitando los monopolios que generan las patentes y cuidando los recursos y la soberanía nacional en materia sanitaria”, remarcó Falistocco.

La noticia fue recibida con entusiasmo por entidades que vienen trabajando por la sustentabilidad de los programas de acceso a los medicamentos. Entre estos grupos están la Fundación Grupo Efecto Positivo, que celebró “esta reciente adquisición que tiene importancia fundamental para garantizar la sustentabilidad del programa público de provisión gratuita de medicamentos”.

La entidad recordó que la medida tuvo lugar “luego de las intervenciones e incidencia que FGEP viene realizando desde el año 2013 mediante reuniones con autoridades de la DNSyETS y pronunciamientos que evidenciaban los altos precios que se venían pagando en las compras de Atripla y el ahorro que significaba comprar la versión genérica en India”.

Dichas acciones fueron fortalecidas con la presentación en diciembre de 2013 de una oposición contra la solicitud de patente pedida por los laboratorios Gilead y Bristol Myers Squibb ante la oficina de patentes argentina, donde FGEP demostró que dicha solicitud “carece de novedad, actividad inventiva y aplicación industrial”. Los tres principios activos que componen esta combinación de drogas indicada como prioritaria para la primera línea de tratamiento de la infección por VIH en una toma diaria, se encuentran en dominio público y según la ley nacional de patentes de Argentina no pueden ser reivindicados en una solicitud de patente.

El pedido de patente se encuentra aún en estudio en el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual (INPI). FGEP ha alertado reiteradamente sobre la urgencia en que se resuelva este pedido dada la importancia sanitaria que posee la combinación de medicamentos.

Según la síntesis del Boletín sobre VIH-sida e ITS en Argentina de diciembre de 2014, presentado hoy en las oficinas de Onusida, en Argentina 110.000 personas viven con VIH pero el 30 por ciento lo desconoce lo que, según Falistocco, “representa un enorme desafío porque para 2020 debemos lograr que ese porcentaje se reduzca a 10”.

Este objetivo de que el 90 por ciento de las personas con VIH conozca su situación no es exclusivo del país sino que forma parte de las metas fijadas a nivel mundial que incluyen, además, que el 90 por ciento de los que saben que tiene VIH estén bajo tratamiento y que, de éstos, un 90 por ciento logre que su carga viral sea indetectable.

En referencia a las edades de nuevas infecciones, Ariel Adaszko, responsable del área de investigaciones de la Dirección, informó que “desde hace unos años notamos que viene aumentando la proporción de nuevos casos en personas mayores de 45 años como consecuencia de una doble situación: ellos no se sienten en riesgo, y el sistema de salud no los visualiza como población en riesgo, lo cual es incorrecto”, sostuvo.

Deja un comentario