Los experimentos con animales no sirven

Maximiliano Corradi.-

Muchos animales son criados para experimentación porque los científicos opinan que no poseen la capacidad de sentir. Con ello se persigue investigar determinadas enfermedades o probar en animales la reacción de medicamentos de nueva creación. Se sabe que cuando los hombres reaccionan es que sienten, por lo que cuando los animales reaccionan, es que también sienten. Ellos, de forma similar a nosotros, sienten  y tienen miedo ante la muerte antinatural.

El hombre se ha hecho culpable a causa de su comportamiento contrario a las leyes cósmicas eternas. Quien ha sembrado y siembra recogerá aquello que ha sembrado en el campo de su alma. La simiente se abre primero en su alma e irradia después a su cuerpo. Los efectos que se hacen notar en el cuerpo del hombre pueden ser enfermedades, padecimientos, golpes del destino, soledad, abandono y muchas cosas más.

¿Qué culpa tiene entonces el animal inocente si el hombre se autodestruye por sus propias causas, por su siembra negativa? ¿Pueden servir de algo los experimentos cuando las causas de la enfermedad del hombre no están en su cuerpo, si no en su alma, que es desde donde fluye la enfermedad? Un medicamento testado en el cuerpo de un animal y aceptado como bueno, no puede curar la causa en el alma del hombre. Ningún medicamento brindará verdadera ayuda al cuerpo, ya que las causas se encuentran en el alma.

 

www.editorialvidauniversal.com

Deja un comentario