El parásito de la leishmaniasis visceral tiene cambios cromosómicos para resistir fármacos

SEGÚN EL INVESTIGADOR JEAN-CLAUDE DUJARDIN

EUROPA PRESS

Se prevé una nueva versión “más beneficiosa” del genoma de la leishmaniasis para finales de año

SANTANDER, 18 Ago. (EUROPA PRESS) –

El director del Departamento de Biología Molecular del Instituto de Medicina Tropical de Amberes (Bélgica), Jean-Claude Dujardin, ha asegurado este martes en Santander que los últimos estudios de este instituto, cuyos resultados se han obtenido hace dos semanas, sugieren que el parásito de la leishmaniasis visceral (enfermedad grave que afecta a personas y perros y que se transmite a través de la picadura de un insecto muy pequeño) cambia su ploidía –el número de juegos completos de cromosomas en una célula– como forma de resistencia a los medicamentos.

Así, ha asegurado que tras estudiar la “cepa relevante” de esta enfermedad en Nepal y la India en 200 individuos, se han percibido cambios en la naturaleza de sus cromosomas, que pasan a ser, en algunos casos, de trisómicos a disómicos. “La impresión que me da es que los cambios de ploidía, probablemente, son una estrategia de adaptación del parásito al estrés”, ha asegurado Dujardin, que ha aclarado que de momento se trata de una hipótesis, no de un hecho comprobado.

Durante su charla en el seminario ‘Las enfermedades relacionadas con la pobreza. Necesidad de nuevas soluciones tecnológicas en un mundo global’, que se celebra esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), también ha incidido en que los investigadores de este instituto piensan que “puede haber una recombinación sexual” de la enfermedad, lo que puede ser la explicación de su “mayor resistencia” a los medicamentos.

Dujardin ha definido estos hallazgos comouna revolución” que “va a cambiar y complicar nuestra vida”. Esto se debe, según ha añadido, a que “los biólogos moleculares debemos tener en cuenta que la ploidía de este parásito puede cambiar en sus distintos estadios y entre las cepas”, por lo que ha advertido de que “hay que ser muy cuidadosos”.

En este sentido, ha incidido en que actualmente existe el “problema” de la resistencia de esta dolencia a los medicamentos, al tiempo que ha lamentado que aunque “las cosas están cambiando, aún no hay mucho interés de las grandes compañías farmacéuticas” para combatir la leishmaniosis visceral, una enfermedad “de la pobreza” que está, a su juicio, “desatendida”.

“HUECOS GENÉTICOS” EN LA SECUENCIACIÓN DE LA LEISHMANIASIS VISCERAL

Asimismo, Dujardin prevé que para finales de este año 2015 habrá una nueva versión del genoma de la leishmaniosis visceral “más beneficiosa” para que los científicos puedan combatir esta dolencia porque incluirá parte de su ADN mitocondrial.

Así, ha incidido en que “nadie” está llevando a cabo en la actualidad una secuenciación completa de esta dolencia porque “hay huecos genéticos”, incluida la presencia de este ADN mitocondrial, además del nuclear.

Dujardin, que ha diferenciado entre la leishmaniasis que se da en España, que es un problema “veterinario” y la que se da en La India, que sí afecta a seres humanos, también ha hecho hincapié en que es “muy importante” conocer que esta dolencia aparece en una “sucesión de epidemias” y que “cada 15 años hay picos”.

Del mismo modo, ha destacado que esta dolencia “muchas veces tiene su nicho en las casas más pobres”, pero ha señalado que “no es matadora, en la mayoría de las veces es un oportunista” que no causa la muerte.

Origen: El parásito de la leishmaniosis visceral tiene cambios cromosómicos para resistir fármacos

Deja un comentario