Uruguay: congreso realiza debate sobre inclusión de fármacos oncológicos en vademecum

En la Comisión de Salud Pública compareció ayer el ministro del área, Jorge Basso, convocado por el diputado blanco Martín Lema sobre la política farmacéutica del Estado.

Lema entiende que el MSP debería “derogar” la ordenanza número 86 firmada en febrero pasado, que excluye medicamentos oncológicos. Esta ordenanza es la fuente de consulta del formulario que contiene los medicamentos que debe proporcionar el Fondo Nacional de Recursos.

Al término de la reunión de la comisión de Salud, Lema concluyó que “lamentablemente no quedamos conformes” con las explicaciones dadas por el ministro Basso.

Por su parte, el titular del MSP señaló que en el gobierno “somos conscientes que es un tema de alta sensibilidad (la aplicación de la política de medicamentos) y que “es fundamental que el MSP con el Fondo Nacional de Recursos sostengan un conjunto de políticas que nos haga trabajar con aquellos medicamentos que se confirmen son eficientes y tengan respaldo científico”. Basso aseguró que de todas las innovaciones farmacéuticas, sólo el 2% de los fármacos en todo el mundo “son efectivos”.

Para Basso “hay que darle sustentabilidad a la política de medicamentos que maneja el FNR” (porque) se incrementó el costo del presupuesto del FNR en unos 35 millones de dólares”, destacando que cada uruguayo paga “unos 140 pesos por mes al FNR para que los medicamentos sean accesibles a la población que lo requiera”.

Reconoció que a nivel mundial hay un “enorme debate del impacto del costo de los medicamentos que es muy alto. Hay que trabajar con los laboratorios para ver si se puede aproximar el costo de los medicamentos a lo que realmente pueden pagar los países”. Dijo que en el MSP “tenemos un listado de medicamentos eficientes pero tiene un alto costo porque por ello genera riesgo al funcionamiento del FNR”.

Basso destacó que la Ordenanza 86, que excluye determinados medicamentos del vademécum, “tiene una cantidad de fármacos que no cuentan con una evidencia científica seria” y también hay un “pequeño número de medicamentos que sí la tienen pero con un alto costo para ser viable su financiamiento por el FNR”.

Adelantó que el gobierno procurará llevar adelante una serie de negociaciones con los laboratorios proveedores de esos medicamentos costosos que se llama “de riesgo compartido” para evaluar costos-beneficios.

Deja un comentario