México: Indígenas de Jalisco mantienen vigente formas curativas ancestrales

plantas

(Notimex).- El director general de la Comisión Estatal Indígena (CEI), Antonio Vázquez Romero, indicó que en pleno Siglo XXI sigue vigente esa creencia y forma curativa ancestral a la que la recurren las comunidades indígenas de Jalisco.

Señaló que debido a los diferentes programas asistenciales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), los indígenas tienen que estar registrados en el Centro de Salud para dar continuidad a su salud, “como peso, talla, alimentación, con el fin de disminuir la desnutrición en aquella zona”.

Manifestó que existen indígenas que recurren a las clínicas para atenderse con medicina alópata, mientras que otros acuden también con guías espirituales como maracanes.

Dijo que la mayor parte de la población indígena “tiene esa fe y creencia de seguir con esa cosmovisión de sus ideas ancestrales, por eso tienen muy vigente la medicina alternativa y natural, pero también lo espiritual manejado por los maracanes, que son como chamanes o curanderos, que la cultura wirrárika tiene muy arraigado”.

Apuntó que también lo tienen los náhuatl en la zona sur, pero con otros nombres muy específicos, “pero todavía existe la medicina alternativa y la forma de curar tradicional”.

Citó por ejemplo, que en el sur de Jalisco es muy común que los “indígenas acudan a curaciones como el mal de ojo, del susto y del espanto, hay formas y prácticas muy específicas y muy exactas, pero a lo mejor todavía la ciencia o los científicos no han podido describir”.

“Pero en este siglo XXI sigue vigente esa creencia y esa forma curativa a la que la gente recurre también, y la prueba está en que en el municipio Huejuquilla se construye uno de los hospitales que van a estar mejor equipados para dar servicio de medicina alópata y tradicional, que atienden los maracanes”, explicó.

Añadió que este nosocomio estará atendido “por médicos tradicionales con su farmacia viviente, todo muy bien estructurado, y va a ser el segundo hospital a nivel América Latina con este tipo de servicios: alópata y alternativos, con médicos tradicionales, parteras, etcétera”.

Afirmó que las acciones de la Secretaría de Salud de Jalisco en comunidades indígenas han sido enfocadas con base en las muertes que ha habido en las zonas norte, sur y costa sur del estado.

“Antes había mucha picadura de alacrán y sigue ocurriendo, pero ahora está controlado por el abastecimiento del antídoto que se tiene en las casas de salud”, comentó.

Resaltó que a través de la ‘Feria de la Salud Intercultural’, se realizan acciones y programas en poblaciones indígenas para llevar los servicios médicos directamente hasta la zona norte, a las partes más alejadas, donde se ofrecen estudios de Papanicolaou, de cáncer de mama, diagnósticos de diabetes y de enfermedades cardiovasculares.

Detalló que estas acciones están coordinadas por las comisiones Estatal Indígena y la Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

“Nosotros participamos con apoyo de traductores, para que en todos los programas y servicios la persona que no habla bien español tenga a sus intérpretes”, sostuvo.

Mientras que el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Jalisco, realiza programas asistenciales como entrega de despensas, de bastones y sillas de ruedas. Y el Instituto de la Juventud realiza acciones específicas encaminadas al fortalecimiento de la actividad deportiva, “es como una caravana de la salud”.

Recordó que la próxima semana se llevará a cabo la Feria de la Salud Intercultural en la comunidad indígena de San Miguel Huaixtita, ubicada en la zona norte, donde las enfermedades que más se registran son las gastrointestinales, diarreicas, así como las de vías respiratorias.

Refirió que se trabaja también con un Programa de Certificación de Hablantes Indígenas, el cual se hará durante los meses de septiembre y octubre.

“Para que estos compañeros apoyen en el ámbito de salud y de ser necesario en los procesos penitenciales, para que estén como traductores en la defensoría de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas”, explicó.

Puntualizó que una de las acciones “más sobresalientes que ha emprendido el gobierno de Jalisco es el ‘Programa Ave’, que es el rescate a través de una ambulancia aérea”.

“Son helicópteros de emergencia que se trasladan a la zona norte, a donde no puede llegar una ambulancia, cuando se requiere de una intervención quirúrgica urgente, o una persona que se cayó de una gran altura y necesita atención inmediata”, abundó.

Mencionó que es una de las acciones más importantes que se ha puesto en marcha durante esta administración estatal, y los grupos indígenas lo han visto con buenos ojos porque es una atención de primer nivel, semejante a los servicios que tiene Alemania.

“Ya que estos helicópteros traen su mini quirófano y una tecnología de primera, y hasta la fecha hay más de 25 rescates que se han registrado en la zona norte y los cuales han salvado muchas vidas”, destacó.

Subrayó que de acuerdo con las cifras del censo de población y vivienda de 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México hay 15.7 millones de personas consideradas indígenas, de las cuales 6.9 millones hablan alguna lengua indígena.

Asimismo, 9.1 millones se reconocen indígenas, aunque no hablen su lengua originaria.

Mencionó que en Jalisco se registraron 96 mil 373 personas indígenas, “de las cuales 51 mil 702 personas mayores de 5 años hablan la lengua indígena y siendo el wirrárika (huichol), náhuatl, purépecha y lenguas mixtecas las más empleadas en la entidad”.

Afirmó que la Comisión Estatal Indígena continúa su trabajo en favor de los pueblos y comunidades indígenas en Jalisco, en la atención de tres tipos de población, que son los wirrárika o conocidos como huicholes, en la zona norte.

En la zona sur y costa sur que son los náhuatl, ubicados en Tuxpan, Zapotitlán de Vadillo, Cuautitlán de García Barragán y Villa Purificación.

Precisó que se incluye a otro tipo de población indígena “que son los migrantes residentes, ubicados en la zona metropolitana de Guadalajara, quienes también se encuentran en Chapala y Puerto Vallarta”.

Manifestó que se contemplan que ya son más de 40 mil indígenas migrantes residentes en Jalisco, pero también la ley contempla en su reforma de 2007 a la población indígena jornalera agrícola que viene por temporadas a trabajar a esta entidad.

Resaltó que Jalisco tiene dos tipos de población indígena, “son dos culturas o dos grupos étnicos principales, considerados como los originarios: wirrárika y náhuatl”.

“También han llegado de otros estados de la República como Michoacán, Puebla y Oaxaca, donde resaltan los mazahua, otomí, triqui, purépechas y mixtecos, entre otros grupos étnicos que ya tenemos aquí presentes en Jalisco”, concluyó.

Deja un comentario