EEUU: El primer envío legal de medicamentos con drones

  • Flirtey, con ayuda de la NASA, lleva 4,5 kilos de medicamentos a una zona rural de Virginia
  • Es el primer vuelo para entregas autorizado por la Autoridad Federal de Aviación (FAA)
Uno de los drones de Flirtey durante el envío de medicamentos en Virginia.E. M.
M. CLIMENT

Un hito mundial. Los 1.500 habitantes de la zona rural Wise County, en Virginia (EEUU), tienen que esperar un par de días para recibir los fármacos prescritos por su médico. La región está alejada de todo y las infraestructuras no ayudan a mejorar la comunicación. El pasado 17 de julio, los vecinos recibieron sus medicamentos en sólo una hora y media. Y es que esta área remota fue la elegida para el primer envío legal con drones en Estados Unidos. La responsable de este hito es la ‘startup’ australiana Flirtey, que ha contado con la ayuda de la NASA y la autorización de la Autoridad Federal de Aviación (FAA).

A la espera de la normativa. Amazon fue la primera en hacer ruido con las entregas mediante drones a finales de 2013. En un vídeo espectacular mostraba cómo unas pequeñas aeronaves sin tripulación llevaban paquetes de forma autónoma por la cuidad. Sin embargo, como en muchos otros campos, la tecnología corre más rápido que la normativa y la preocupación de los legisladores sobre la seguridad y la privacidad de los ciudadanos ha frenado la expansión de este fenómeno. En Estados Unidos, la regulación de los vuelos con drones está actualmente bajo revisión y no espera una actualización hasta junio de 2016. Sin embargo, los drones han encontrado en el estado de Virginia un apoyo entusiasta.

Objetivo: salvar vidas. “Demostrar que las naves no tripuladas pueden entregar medicinas es un paso importante para un futuro donde los drones realizarán envíos rutinarios autónomos de tus compras diarias”, ha señalado el CEO de Flirtey, Matt Sweeny. En esta región de Virginia los suministros se suelen enviar en coche en un trayecto de unos 90 minutos por carreteras con baches. “En circunstancias con congestiones de tráfico, con terrenos accidentados o con escenarios de emergencias como en el Katrina, los envíos con drones suponen la mejor y más rápida opción para hacer llegar los suministros”, ha comentado Sweeny a ‘The Verge’.

El primer vuelo. Flirtey ha transportado con éxito 4,5 kilos de medicamentos a un centro de salud rural. Primero, un avión operado de forma remota por pilotos de la NASA llevó los suministros al aeropuerto de Lonesome Pine, en Virginia. Allí, la carga se dividió en 24 paquetes más pequeños que fueron trasladados por seis drones de Flirtey hasta una clínica rural en Wise County Fairground. Al alcanzar su destino, las naves, fabricadas con fibra de cabono y aluminio con piezas impresas en 3D, se mantuvieron planeando mientras bajaban con una cuerda las cajas. Una vez cumplida su misión, volvieron a su punto de origen.

Seguridad ante todo. A diferencia de propuestas como la de Amazon, Flirtey ha apostado por un modelo rural de distribución con drones. En lugar de operar en grandes metrópolis, que pueden implicar más riesgos durante los vuelos, la australiana ha optado por trabajar en zonas poco aglomeradas. La empresa se ha basado en la seguridad como valor diferencial. Por ello ha incluido un sistema para que sus naves vuelvan de sus destinos utilizando muy poca batería o una tecnología de ‘auto-regreso’ en caso de fuertes vientos.

Origen: ELMUNDO

Deja un comentario