EEUU: Alarma en los hospitales por un dosificador de drogas hackeable

¿Debe conectarse a Internet, o un red local, un dispositivo del que depende directamente la vida de una persona?

 

El debate se reaviva tras conocerse que un aparato que se usa para suministrar drogas y medicinas a los enfermos en los hospitales, puede hackearse de forma remota. El hacker puede cambiar las dosis y matar al enfermo, bien por una sobredosis o por una negación de las medicinas. Por suerte nunca ha ocurrido, pero es una posibilidad que está ahí.

La FDA y la DHS, dos administraciones sanitarias americanas, han ordenado a todos los hospitales que dejen de utilizar el dosificador de drogas Symbiq, de la compañía Hospira, porque puede ser hackeado de forma remota. Este dispositivo suministra drogas, medicinas y alimentos directamente en la sangre de los pacientes. Puedes verlo en la imagen de apertura.

La vulnerabilidad ha sido descubierta por el experto en seguridad Billy Rios. Ha demostrado que se podía acceder a la red hospitalaria de forma remota y una vez dentro, hackear los suministradores y alterar las dosis. El hecho de que pueda llevarse a cabo desde fuera del hospital, es especialmente preocupante.

Aunque este modelo Symbiq de la compañía Hospira ya no se fabrica, aún está a la venta en tiendas y suministradores, y se sigue utilizando en muchos hospitales.

Origen: Alarma en los hospitales por un suministrador de drogas hackeable – ComputerHoy.com

Deja un comentario