Malaria aumenta a 66.732 casos en el país

imageRotate

eluniversal.com.- Con respecto a la segunda semana del mes de julio del año pasado, los pacientes con malaria en el país han aumentado 57,3% hasta llegar a 66.732 casos, según se registra en el Boletín Integral de Salud Ambiental del Ministerio para la Salud.

Desde finales de octubre de 2014 el despacho sanitario dejó de emitir el Boletín Epidemiológico, en donde solía registrarse la información de enfermedades de notificación obligatoria, por lo que el Boletín Integral ha servido para llevar el recuento de algunas enfermedades endémicas.

Los datos registrados corresponden a la semana epidemiológica 27 que va del 5 al 11 de julio del presente año.

La Red Defendamos la Epidemiología señala que la situación de la malaria debe ser considerada ya una epidemia debido a que aumentó en un 109% si se compara con los casos del quinquenio 2010-2015.

“Venezuela ha dejado de estar en situación segura de control de la malaria. El aumento explosivo de los casos, especialmente en el estado Bolívar, y el riesgo de extensión de la transmisión continua a nuevos focos es una amenaza de salud pública en desarrollo”, dicen representes de la Red a través de un comunicado.

Agregan que la falta de data oficial impide saber con exactitud cuáles son los grupos vulnerables. Sin embargo, explican que tradicionalmente son las embarazadas y los niños.

La Red señala que el aumento de la enfermedad en municipios de alto riesgo y su posible extensión a nuevos focos de transmisión activa, hace que el impacto en los niños y embarazadas sea alto por lo que se recomiendan políticas de control prenatal en zonas endémicas e identificar casos asintomáticos mediante el método más económico en diagnóstico de la malaria: la gota gruesa y el extendido de sangre periférica.

En el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) un equipo de especialistas propuso una técnica para determinar la presencia del parásito causante de la malaria, que en ocasiones es desapercibido en otros estudios.

Las propiedades halladas en la proteína Pv-148 pudieran aportar mayor sensibilidad a las pruebas de diagnóstico de la enfermedad contribuyendo a la identificación de nuevos casos. El estudio fue realizado en colaboración con el Instituto Jacques Monod de Francia.

“Usamos técnicas moleculares ya descritas anteriormente, pero empleamos esta proteína como marcador porque descubrimos que no tiene reacción cruzada con otros parásitos que afectan al ser humano. Esto nos permite detectar a la especie responsable de la enfermedad”, explicó la investigadora del IVIC, Mariana Hidalgo.

Deja un comentario