Europa: debate sobre propiedad intelectual en el TTIP divide a la industria

global.net.- Comercio (TTIP) celebrada en Bruselas del 13 al 17 de julio fue la primera en la que la propiedad intelectual estaba en la agenda. Aunque finalmente en las conclusiones finales emitidas por la Comisión Europea no se trata este tema, durante varios encuentros con agentes del sector farmacéutico se han comenzado a mostrar las posturas de las partes interesadas.
En una reunión mantenida el pasado 27 de mayo con agentes del sector sanitario, Pedro Velasco, jefe adjunto de la unidad de Derechos de Protección Intelectual de la dirección general de Comercio de la Comisión Europea, explicó que “un número limitado de cuestiones específicas de derechos de propiedad intelectual podrían abordarse en las negociaciones del TTIP”. No obstante, puntualizó, “teniendo en cuenta que la UE y Estados Unidos tienen un sistema bien desarrollado y equilibrado en el área de propiedad intelectual relacionada con la salud, no existe un interés muy importante para discutir estos aspectos en detalle en el TTIP”.
Pero el hecho de que ambas partes se estén mostrando abiertas a tocar estos temas en las rondas de negociaciones ha hecho que las patronales farmacéuticas muestren clara su postura. Ese es el caso de la patronal europea de la industria innovadora (Efpia) que, en la misma reunión, realizó una exposición de los temas que deberán ser abordados durante las negociaciones. “Se hace necesario alcanzar un compromiso conjunto para alcanzar altos estándares de exigencia en lo referente a la protección de propiedad intelectual”, indican.
Sobre este particular, apuntan a la adopción de un compromiso conjunto “para la armonización sustantiva de la ley de patentes, incluyendo un período de gracia, así como oportunidades de aplicación de patentes eficaces mediante el apoyo a la eventual introducción de un mecanismo temprano de resolución”. Cabe destacar que actualmente en Estados Unidos se otorga un período de gracia de un año previo a la presentación de la solicitud de patente, durante el cual la divulgación de la invención por parte del inventor, o de alguien que obtuvo esa información directa o indirectamente del inventor, no afectará a la ‘patentabilidad’ de la solicitud.
En relación a la posible armonización, la patronal europea de la industria innovadora señaló que esto solo podría lograrse en un marco internacional más amplio, pero que el TTIP “podría proporcionar la información necesaria” para conseguirlo. Una postura que choca de manera directa con la expuesta por la Asociación Europea de Medicamentos Genéricos y Biosimilares, pues considera que “No hay lugar para establecer la armonización entre ambas partes”. De este modo, mostró su total oposición a “cualquier propuesta destinada a cambiar el actual sistema de derechos de propiedad intelectual”.
Ante estas exposiciones, Velasco aseguró que la UE, “apoya normas de propiedad intelectual fuertes y eficientes pero no permitirá el abuso anticompetitivo de tales derechos”, en referencia al posible efecto que puedan tener estas medidas sobre el acceso a los medicamentos en terceros países. Asimismo, explicó que Estados Unidos aún no había identificado formalmente las áreas de interés en este sentido aunque, dijo, “otros tratados cerrados por Estados Unidos dan una idea de las potenciales demandas que puedan tener sobre propiedad intelectual”.
Por otra parte, en cuanto al periodo de gracia solicitado por la Efpia, Velasco aseguró que este “no está contemplado en la legislación de la UE y tiene muy poco apoyo entre los interesados europeos”. Así, aseguró que la UE no tiene intención de realizar una armonización legislativa en este ámbito con Estados Unidos.
El pasado 15 de julio se celebró otra reunión en Bruselas en la que todos los agentes pudieron mostrar sus exigencias de cara a las negociaciones. Aquí la patronal europea de la industria del autocuidado Aesgp solicitó ampliar a tres años el periodo de exclusividad por cambio de estatus de un medicamento de prescripción a publicitario o por nueva indicación. Hoy en día, en Europa este periodo es de un año, mientras Estados Unidos otorga los tres solicitados por la patronal.
Normas compatibles en biosimilares
La décima ronda de negociaciones del TTIP se ha traducido en acuerdos concretos en el marco de biosimilares. Tal y como indica el documento de conclusiones emitido por la Comisión Europea, las negociaciones han dado lugar a resultados concretos en este ámbito. Así, se han introducido normas compatibles que conducen a un único programa de desarrollo de biosimilares. El objetivo de estas normas compatibles es que los fármacos biosimilares aprobados en la UE se pueda considerar como referencia en el proceso de aprobación en Estados Unidos y viceversa. Esto evitará, dice el documento, duplicidades y reducirá los costes, conduciendo a una mayor disponibilidad de estos fármacos para los pacientes. Precisamente esta fue una de las demandas de la industria del genérico europea, que solicita que estos fármacos puedan tener un acceso más rápido a todos los pacientes.
El documento con las conclusiones de la CE asegura también que las negociaciones entre la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y su homóloga norteamericana (FDA) continúan avanzando a buen ritmo. Así, explica que en las últimas semanas ambos organismos han revisado los trabajos que se llevan a cabo en los sistemas de evaluación de las Buenas Prácticas de Fabricación (GMP). Estos aseguran de que los productos farmacéuticos disponibles para los consumidores, apunta el documento, se producen con los más altos estándares de protección. De este modo, el objetivo final con estas reuniones es conseguir un reconocimiento mutuo de las inspecciones de GMP. Con esta medida, tal y como aseguran desde la industria, se lograría evitar duplicidades en las inspecciones, incrementar el intercambio de datos e información y una mayor cooperación con terceros países.

Deja un comentario