Argentina; Nueva denuncia de trabajadores de Farmacity por casos de violencia laboral

La agrupación ya presentó cartas de quejas en las oficinas de recursos Humanos de la firma, donde lo empleados de la sucursal hicieron el reclamo contra la directiva. El último pasó cuando al parecer golpeó a una cajera, lo que generó la nueva denuncia. “¿Hasta cuándo todo esto Farmacity? Hasta cuándo van a seguir apoyando los supervisores la violencia ejercida por los gerentes como en este caso”, se preguntó la agrupación, que recordó que en 2014 “tuvo que intervenir personal policial en la sucursal por un caso de violencia, una situación que empeora día a día”.

Esta no es la primera vez que el personal se queja por las políticas laborales de la firma. En marzo pasado, en Capital Federal, se vivió un hecho que pudo terminar en tragedia, y confirma las denuncias de esta agrupación sobre las condiciones de trabajo. Según se denunció en la cadena de noticia TN, en el local de Farmacity de Callao y Vicente López, dos personas resultaron heridas luego que parte del techo se desplomara. Si bien los heridos fueron trasladados a un hospital local y se encontraban fuera de peligro, el accidente dejó al descubierto otra cara de la mayor cadenera del país.

Además de estas condiciones, los empleados denuncian “maltrato laboral”. “Los años pasan y el acoso por parte de gerentes y supervisores sigue firme día a día, afirmaron desde esta agrupación. En concreto, recordaron que “en la sucursal 133 terminamos un 2014 muy malo, el 15 de noviembre desde la gerencia se sobrepaso todo limite agrediendo físicamente a una cajera, que desde su inicio había sufrido acosos constantes de parte de algunos de sus superiores”.

“La empresa es responsable de todos y cada unos de los actos de hostigamiento, amenazas y agresiones con los que nos toca convivir. Son responsables supervisores y recursos humanos, por estar al tanto de todo lo que pasa y apañar estos actos”, concluyó la agrupación.

Origen: Nueva denuncia de trabajadores de Farmacity por casos de violencia laboral

Deja un comentario