Medicamentos, funcionarios y TPP

personajes_internos-3645-alberto-adrianzenPor: Alberto Adrianzén

En 12 de febrero de este año un grupo de instituciones de la sociedad civil (Foro Salud, RedGe, Prosa y otras) mediante una nota de prensa solicitaron al gobierno “declarar de una vez licencia obligatoria para el antirretroviral Atazanavir” que es un medicamento usado para el tratamiento del VIH. El pedido estaba relacionado con el abuso de la empresa Bristol-Myers Squibb, la que, al tener la patente de exclusividad para su comercialización en Perú, vende cada tableta a S/. 29.00 cuando el mismo antirretroviral en Bolivia cuesta S/. 1.40, es decir, 20 veces menos.
Se conoce que en estos últimos seis meses dichas instituciones y el Ministerio de Salud (Minsa) participaron en reuniones con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y con el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) para convencerlos de la necesidad de que el Estado peruano compre este fármaco a otros países como Brasil y Bolivia. Incluso el Minsa presentó una propuesta de norma “para declarar de interés público el Atazanavir, a fin de que se permita el ingreso de la competencia a través de una licencia obligatoria, un mecanismo permitido por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y por los tratados de libre comercio” que el Perú ha firmado con varios países, entre ellos EE.UU.
La República denunció la existencia de presiones no solo de la farmacéutica sino también de la misma Embajada de los EE.UU. para que no se otorgue la licencia obligatoria. “El 6 de febrero el ministro consejero de los EE.UU., Lawrence J. Gumbiner, sostuvo una reunión con Aníbal Velásquez para tratar este tema” (La República, 07/07/15).
Pese a estos esfuerzos, hoy sabemos que es muy poco lo que se ha conseguido. Afirmar que es un triunfo el haber logrado bajar el precio de este medicamento de S/. 29 a S/. 18.96 –es decir, 35 %– es, en realidad, un engañamuchacho. Más aún cuando no conocemos cómo y qué otros temas se han pactado entre el gobierno y Bristol-Myers Squibb. Me pregunto si en estas negociaciones ha participado la Embajada de EE.UU.
De otro lado, resulta lamentable que hayan sido los funcionarios del MEF y, en especial, del Mincetur los principales “aliados” de Bristol. Según este mismo diario ha sido Edgar Vásquez, viceministro de Comercio Exterior, uno de los principales opositores a que el Minsa compre este remedio a otros países. Vásquez, quien supuestamente no se oponía a la licencia obligatoria, afirmaba que la propuesta del Minsa “no estaba debidamente sustentada” ya que –lean bien esto, por favor– no había un problema de acceso al medicamento “porque el Minsa lo suministra gratuitamente” y porque “hay más recursos en Perú y el sector salud puede pagar el sobrecosto de la patente hasta el 2019” (La República, 13/07/15).
Ahora bien, si es verídica esta información, los argumentos de Vásquez son más que deleznables porque no está en juego ni la gratuidad del fármaco ni tampoco el presupuesto del Minsa sino, más bien, la necesidad de bajar el precio del Atazanavir para destinar los recursos ahorrados al aumento del presupuesto de otras áreas de la salud pública.
El viceministro Vásquez, además de renunciar a una decisión soberana, desatiende los requerimientos de un sector de peruanos para regalar el dinero a Bristol mediante una suerte de subsidio que es consecuencia del monopolio que tiene este laboratorio en el país. Según Foro Salud “… frente a estas situaciones es que las Decisiones de la Comunidad Andina, los Acuerdos de Doha y el propio TLC con EE.UU., establecen la posibilidad de declarar la licencia obligatoria cuando está en juego el interés público”. (La República, 14/7/2015).
Sin embargo, este no es el único problema. En realidad Edgar Vásquez, que tiene trayectoria laboral en el sector privado, como viceministro del Mincetur, es uno de los actuales negociadores para la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP). Se conoce que las transnacionales han requerido la prolongación del uso exclusivo de la patente por cinco años más, como mínimo. No sería extraño que representantes peruanos como Vásquez aprueben este tipo de demandas. Por todo ello es urgente que se transparente la negociación del TPP y que se coloquen en esta mesa de negociación a funcionarios que defiendan al Perú y a los peruanos y no a las transnacionales como ha sucedido en estos días.
(*) Parlamentario Andino

Origen: Medicamentos, funcionarios y TPP | Noticias del Perú | LaRepublica.pe

Deja un comentario