Argentina: La ANMAT y laboratorios públicos debatieron desafíos de producir medicamentos desde el Estado

La ANMAT y laboratorios públicos debatieron desafíos de producir medicamentos desde el Estado

BUENOS AIRES, julio 15: La agencia reguladora y representantes de plantas estatales formaron parte de una mesa de debate donde se habló de las formas de regulación a la hora de producir desde el sector público. Admitieron que en algún momento se dudo de la calidad de estos productos, pero que con el correr de los años “se sepultó” ese mito.

Cuando se habla de producción pública de medicamentos, uno de los grandes desafíos es lograr una adecuada regulación a las buenas prácticas farmacéuticas, para garantizar la calidad de los tratamientos que se producen desde el Estado. Esta idea fue uno de los ejes que especialistas en la materia debatieron con integrantes de la agencia reguladora nacional, en el marco de un encuentro realizado en la ciudad de Buenos Aires. “Hablar de calidad desde el Estado es siempre un desafío”, aseguraron.

Integrantes de varios laboratorios estatales compartieron una mesa de debate con funcionarios de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), en el marco de las 13° Jornadas de Política, Economía y Gestión del Medicamento, que tuvieron lugar esta semana en la localidad bonaerense de Pilar.

Bajo el título “Calidad, regulación y evaluación de medicamentos”, la charla estuvo encabezada por la directora de Evaluaciones tecnológicas de ANMAT, Silvia Boni, el director del Laboratorio Industrial Farmacéutico de Santa Fe (LIF), Guillermo Cleti, y Pablo Baremboin, de Laboratorio Montserrat Eclair, entre otros. Allí, se habló de los desafíos que requiere la producción estatal en estos días en el país, justo cuando un paquete de leyes apuntó a mejorar la calidad y cantidad de la misma.

“Hablar de calidad desde el Estado es siempre un desafío. La calidad de los medicamentos de los laboratorios de producción pública, estuvieron por momentos, cuestionados o puestos en duda, en cuanto a su calidad. Mito o propaganda, que fue totalmente sepultado para la provincia de Santa Fe, en el año 2008, cuando el LIF se convirtió en proveedor del programa nacional Remediar”, afirmó Cleti en su exposición.

El farmacéutico destacó también que “producir para el programa nacional Remediar implica que, cada lote enviado al programa nacional, pasa por el control de calidad del Instituto Nacional de Medicamentos (INAME), por lo cual la producción recibe un doble control: el del LIF y el de la autoridad sanitaria”.

En ese sentido, aseguró que “podemos demostrar públicamente, cuánto se invirtió en el LIF, en estos 8 años, en lo edilicio, en maquinarias y equipamiento, en capacitación, en diseño y planificación, pero aquello que percibe el usuario, en cuanto a la calidad de nuestros medicamentos, depende más del conocimiento que tengan de la producción pública de medicamentos, principalmente los médicos y los demás integrantes del sistema público de salud”.

Al concluir, enfatizó que “más de 60 años produciendo medicamentos para Santa Fe y más de 120 millones de comprimidos entregados al Remediar, son números que avalan nuestro modelo de gestión del LIF y muestran que es posible alcanzar estándares de calidad más que respetables, desde el Estado”.

En la Argentina existen 40 laboratorios de producción de medicamentos, aunque 9 son apenas farmacias hospitalarias que fraccionan comprimidos. Los que han alcanzado un elogiable nivel de gestión y producción son, según los especialistas, Puntanos de San Luis, Hemoderivados de Córdoba, Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM) de Rosario y Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe, que tienen modelos de funcionamiento autárquico.

Los laboratorios de producción pública pasaron de una producción de 90 millones de unidades en 2003 a 620 millones en 2010, con un crecimiento del 680 por ciento. La capacidad potencial plena ha sido calculada en 680 millones de unidades anuales, es decir, que se aproximan a su techo productivo, aunque con disparidades, ya que sólo 8 de los 40 son proveedores del Programa Remediar del Ministerio de Salud de la Nación.

“Hubo una evolución positiva”, dice Jorge Zanzur, director ejecutivo del Programa Nacional para la Producción Pública de Medicamentos, Vacunas y Productos Médicos, creado en 2008 por la entonces ministra de Salud, Graciela Ocaña.

Fuente: http://miradaprofesional.com/ampliarpagina.php?db=logueos_miradaprofesional&id=7017&npag=0&noticias=n0&comentarios=c0&reducirfoto1=1#.Vado7JM2fVM

Deja un comentario