España: Próxima cita con la Historia para las víctimas de la talidomida

El Tribunal Supremo acaba de señalar para el 23 de septiembre de 2015 a las 10:30 la celebración del pleno de la Sala de lo Civil con objeto de votar y fallar el caso de la talidomida en España. Se reclaman indemnizaciones millonarias a la farmacéutica alemana Grünenthal.

De ganar los afectados españoles sería la primera vez en el mundo que condenan a Grünenthal por este atentado contra la humanidad. AVITE, la asociación de víctimas en España quiere pronunciarse sobre recientes declaraciones sobre el caso que han hecho a los medios representantes tanto de la farmacéutica, como del Gobierno y Ministerio de Sanidad:

A) Por lo que se refiere a Grünenthal es necesario desmentir, una vez más y de la manera más enérgica, sus falsas declaraciones sobre que los afectados españoles disponen, como los alemanes, de acceso a indemnizaciones, pensiones y ayudas a través de su fundación. Esta multinacional es responsable de la mayor catástrofe de la historia por un medicamento y además miente. Los hechos, de los que AVITE tiene pruebas son:

1.- Que de los más de 300 afectados españoles socios de AVITE que aún viven, solo uno es pensionista de la fundación alemana, ya que del resto se han rechazado las solicitudes con las excusas más variopintas. Este único pensionista contrasta con los miles de  afectados alemanes a los que sí se les ha indemnizado y reconocido una pensión desde 1970 que actualmente alcanza los 7.000 euros mensuales.

2.- Que como está probado y aportado en el pleito los representantes de la farmacéutica reconocieron a AVITE ya en 2011, que los afectados españoles eran con mucho los peor tratados del mundo.

3.- Y que para “remediar” esta situación ofrecieron una “generosa” indemnización a AVITE de 120.000 euros a todos los afectados; es decir, 400 euros a cada uno, cifra que como no podía ser menos ha sido calificada como “ridícula” por el Fiscal de Sala del Tribunal Supremo.

B) Respecto a las declaraciones recientes de Rubén Moreno, Secretario General de Sanidad, de que “sería de justicia que Grünenthal indemnizase a los afectados españoles”, comentar que al tiempo evita prestar cualquier apoyo social a las víctimas con la excusa de que “es un colectivo muy pequeño, y además no es de nuestra competencia el tema de las pensiones”.

AVITE quiere dejar claro que una cosa es que quien causó el daño indemnice y otra que la dimensión social del caso sea al mismo tiempo respetada por el Estado con asistencia médica especializada, pensiones, etc., sin que sea razón válida el tamaño de un colectivo que, para empezar, ese mismo Estado nunca se ha molestado en censar.

El olvido de las víctimas abandonas a su suerte por el Gobierno contrasta sobremanera con lo que ocurre en los países de nuestro entorno, que es todo lo contrario, lo que ha motivado una denuncia ante el Parlamento Europeo admitida a trámite y que será expuesta ante la Comisión de Petición del Parlamento Europeo, el próximo 14 de julio.

Las víctimas de la talidomida en España están dando una lección de lucha y dignidad como pocas, hace poco les ha recibido el papa… mientras el Gobierno español les ignora.

Deja un comentario