Espana: Los laboratorios destaparán por primera vez lo que pagan a los médicos

medicamentos-genericos.jpg -

eleconomista.es.- La relación económica entre los médicos y los laboratorios farmacéuticos en nuestro país cambiará por completo a partir del año que viene. Las compañías farmacéuticas presentes en España han decidido abrir de par en par sus puertas a la transparencia e intentar acabar de esta manera con la leyenda de los regalos y viajes que supuestamente reciben los facultativos de estas compañías. Toda la información en la nueva edición de la revista digital elEconomista Sanidad.

Para ello, los laboratorios han acordado hacer público por primera vez a partir de 2016 todas las relaciones económicas que mantengan durante el año con los profesionales médicos con los que colaboran. Esto incluye todas las colaboraciones que supongan una transferencia de valor, como los gastos por desplazamientos a congresos médicos, o los pagos por conferencias. En total habrá cuatro grandes conceptos: donaciones, actividades formativas y reuniones profesionales, prestación de servicios e investigación y desarrollo.

Los laboratorios consideran que, gracias a esta medida, se pondrá de manifiesto que estos pagos están dedicados únicamente a la formación continuada de los médicos, que de otra manera no tendrían ninguna posibilidad de seguir actualizando sus conocimientos científicos, ya que ninguna administración pública contempla partidas para esta formación. De todas formas, las compañías son conscientes del riesgo que corren publicando estos datos por el morbo que puede suponer conocer estas transacciones.

La iniciativa ha sido promovida por Farmaindustria, la patronal de los laboratorios innovadores, y está recogida dentro del nuevo Código de Buenas Prácticas de la industria farmacéutica en España.

El código, eso sí, permite a las compañías hacer público estos pagos de dos maneras: de forma individualizada o agregada. Será cada laboratorio el que decida si publica el montante total de lo que invierte en formación de los profesionales o si publica el gasto que le supone cada médico, con nombre y apellidos, y sus distintos conceptos. Según las fuentes consultadas, la mayoría de las farmacéuticas en nuestro país optará por dar los datos de manera agregada. Sin embargo, alguna compañía ya ha anunciado que lo hará de manera individualizada. En ese caso, necesitará el consentimiento expreso de cada médico para poder hacerlo. La multinacional británica GlaxoSmithKline ha asegurado a elEconomista que ha optado por esta opción. “No tenemos nada que ocultar, son pagos éticos y dentro de la ley. Creemos que es la mejor manera de ser transparentes”, aseguran desde la filial española del laboratorio. De momento, afirman desde GSK, el 95% de los médicos consultados ya les ha dado su visto bueno para hacer público sus pagos de manera individual.

Según recoge el Código de Buenas Prácticas, la información de estas transferencias deberá ser recogida durante todo el año, para ser publicada a partir del 1 de enero de 2016 y durante el primer semestre. Desde Farmaindustria creen que la mayoría de las compañías tenderá a publicar en su página web estos datos hacia el segundo trimestre de 2016.

Los profesionales sanitarios, tanto médicos como enfermeros y farmacéuticos, ya conocen las claves del nuevo Código. Farmaindustria se ha reunido así tanto con las sociedades científicas, como con los colegios profesionales. Hasta 38 reuniones se han producido con las sociedades médicas durante el último año y los contactos son constantes con todos los profesionales porque “es muy importante la percepción positiva de una acción que acredita la legítima necesidad de estas interrelaciones”, explica el director de la Unidad de Supervisión Deontológica de Farmaindustria, José Zamarriego.

Una de las sorpresas que puede deparar la aplicación del Código de Buenas Prácticas, que se llevará a cabo en toda Europa, es encontrar, por ejemplo, que los laboratorios en España son los que más invierten en actividades de promoción y formación de profesionales en los distintos países. Es pronto todavía para avanzar resultados comparados, pero el mercado español podría situarse como uno de los más activos, no solo por el elevado número de congresos científicos que se celebran en nuestro país, sino por el hecho de que la formación continuada profesional está exclusivamente en manos de la industria.

Lejos de suponer un problema, José Zamarriego considera que, en el caso de que existan importantes diferencias, “tenemos la oportunidad de poner en positivo el sobreesfuerzo que hace el sector al invertir en formación”. En su opinión, el elemento clave es “que se pueda explicar abiertamente todo lo que se esté haciendo y por qué”. El Código, por lo tanto, puede brindar la ocasión de poner encima de la mesa el valor añadido que genera la industria farmacéutica en un ámbito como la formación médica, “cifras que de otro modo no se conocen”, subraya.

Posible impacto fiscal

Otro aspecto abierto por la aplicación del novedoso Código de la industria son los efectos fiscales que puede tener para profesionales y asociaciones de pacientes. Rubén Gimeno, asesor fiscal del Consejo de Colegios de Economistas, explica que los pagos realizados por actividades profesionales como cursos y conferencias son rentas de trabajo a las que se aplica una retención del 19%.

Sí quedarían exentas de retención ni tendrían que tributar si se considerasen dietas exentas de gravamen, que hasta cierto límite no se declaran, señala este experto. En cualquier caso, los gastos de alojamiento, manutención o transporte en los que incurren las empresas no pueden considerarse como retribución en especie y el profesional no tiene que declarar por ello en el IRPF, afirma.

Deja un comentario