Honduras: Fuerzas Militares, Transparencia Internacional y Naciones Unidas controlan medicamentos en hospitales públicos

Desde el pasado miércoles, elementos del Ejército y la Policía Militar tomaron control de las farmacias de los hospitales públicos.

En tres grandes etapas se llevará a cabo el nuevo mecanismo de distribución y entrega de medicamentos en los hospitales públicos, detalló el presidente Juan Orlando Hernández.

Explicó que este mecanismo permitirá transparentar y modernizar el suministro de fármacos en los centros asistenciales incluidos los hospitales del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

La primera etapa comprende la designación de nuevo personal en bodegas, almacenes y farmacias públicas con el acompañamiento de una fuerza militar especialista en logística.

Esta primera intervención inició el miércoles y permitirá revisar e inventariar lo que actualmente hay en bodegas, almacenes y farmacias en términos de medicamentos y material quirúrgico y además verificar las condiciones en que se tienen.

La primera etapa de este proceso también comprende la compra inmediata de todo el medicamento que tengan en existencia las empresas que han participado en el fideicomiso a través del cual el Estado realiza las compras de fármacos.

Con estas compras se pretende abastecer de inmediato las farmacias y así garantizar medicamentos a las personas que asisten a los hospitales públicos.

Clasificación

La segunda etapa del proceso comprende la clasificación de las farmacias y clínicas privadas que funcionan en las cercanías de los hospitales públicos y centros de salud que han sido intervenidos por el Gobierno.

Este proceso también se realizará con el acompañamiento de Transparencia Internacional y agencias de las Naciones Unidas.

La clasificación se hará con base en la calidad de los medicamentos que venden y la capacidad de entrega, indicó Hernández.

La tercera etapa del proceso -explicó el mandatario- consistirá en identificar empresas o terceros que se encarguen de movilizar los medicamentos desde las instalaciones del proveedor hasta los hospitales y además que garantice que estos lleguen a manos del paciente.

Para este efecto deberá disponer de un sistema electrónico que identifique desde los componentes de cada medicamento hasta los datos del ciudadano que recibió el fármaco adquirido por el Estado.

“La carga de medicamento debe ir individualizada con un sistema que con un lector electrónico se identifique el componente que tiene el medicamento, la identificación del frasco, tableta o blíster, de qué lote es, de dónde viene, qué prueba se le hizo”.

Deja un comentario