La medicina natural y tradicional: “una alternativa de la riqueza”

La medicina natural y tradicional: “una alternativa de la riqueza”

Claudia Hernández Rodríguez-cubahora.cu

Hace más de tres décadas la Organización Mundial de la Salud realizó un llamado a los gobiernos y a la comunidad internacional, con el fin de que incorporaran en los Sistemas Nacionales de Salud las medicinas alternativas y terapias tradicionales. Hoy, gracias a una disposición del Ministerio de Salud Pública (Minsap), esta área de la salud encuentra su lugar como especialidad médica en Cuba.

La medida responde al acuerdo No. 7551 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, de 9 de abril de 2014, el cual propuso la integración de la medicina natural y tradicional a “un sistema único que impacte en la eficiencia de los servicios de salud, con particular importancia para los aseguramientos médicos y en la preparación del país para la aplicación de la medicina ante situaciones de emergencias y de desastres”.

A través de la Resolución No. 381 del Minsap, publicada en la  Gaceta Oficial No. 17 Extraordinaria de 20 de mayo de 2015, quedan establecidas las modalidades y alcances terapéuticos de esta especialidad médica, dentro de las que se encuentran: la acupuntura, la terapia floral, la fitoterapia, la apiterapia, la ozonoterapia, la homeopatía, entre otras.

Cabe destacar que también se incluyen dentro de la disposición los ejercicios terapéuticos tradicionales y la orientación nutricional naturista, la cual comprende los “consejos y orientaciones sobre la selección de alimentos adecuados a las condiciones individuales y tiene en cuenta las exigencias nutricionales establecidas y en perspectiva con la medicina natural y tradicional”.

Las modalidades terapéuticas de la especialidad son aplicadas por “profesionales y técnicos de la salud y profesiones afines, según los perfiles ocupacionales y en todos los casos sus practicantes poseen una titulación previa que se corresponde con el programa académico de entrenamiento que los avala para el ejercicio de la modalidad terapéutica que aplica”, plantea la Resolución.

El documento aclara además que no se incluyen dentro de este grupo a los instructores de prácticas deportivas, masajistas y vendedores de plantas medicinales que ejercen como trabajadores por cuenta propia.

DE SU HISTORIA EN CUBA

Según la Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan, la medicina tradicional y naturalista “…se desataca como un medio para afrontar el incesante aumento de las enfermedades no trasmisibles crónicas… “. Y es que, esta modalidad, ha demostrado su impacto beneficioso en los estilos de vida de la población, por lo que se aplica en el diagnóstico, prevención, rehabilitación y tratamiento de varias dolencias.

En Cuba se recogen antecedentes verbales de la misma desde la época de los aborígenes. La cultura popular ilustra importantes acontecimientos, tal es el caso de la presencia en la ciudad de Cárdenas, a finales del siglo XIX, del doctor chino Cham Bom Bian, quien cosechó innumerables éxitos con la prescripción de plantas medicinales.

Otros conocidos de la región asiática hicieron práctica de la tradición durante la Guerra de Liberación contra el colonialismo español. En un periódico de la época comentaba un coronel del Ejército Libertador, que algunos combatientes chinos mejoraban sus dolencias utilizando la acupuntura y otras prácticas; razones que dieron lugar a que se popularizara la frase ” a este no lo cura ni el médico chino”.

No fue hasta el año 1970 que se estableció la primera consulta de Acupuntura en el Policlínico Asclepio de La Habana. La historia de la medicina cubana ha sido enriquecida con el aporte de investigadores que se fueron destacando en este campo, entre los que se encuentran los doctores Juan B. Kourí Esmeja y Domingo Ramos Delgado, profesores de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, donde impartían conferencias sobre medicina tradicional.

La década del ochenta trajo consigo importantes avances en esta área, pues se crea la Sección de Acupuntura de la Sociedad Cubana de Anestesiología, se inicia un programa de promoción de Clínicas del Dolor en todo el país, se celebra la primera Jornada Provincial de Acupuntura en el Hospital Psiquiátrico de La Habana y el XVIII Congreso Mundial de Medicina Natural; además, se instaura la Sociedad Cubana de Hipnosis.

Hasta la actualidad se cuenta con una amplia cobertura tanto en la atención primaria de salud como en la atención hospitalaria; a la par se han creado numerosos centros para el desarrollo de la medicina tradicional y servicios de rehabilitación integral.

Deja un comentario