Francesa Abivax comercializará nuevos medicamentos cubanos

Firma del acuerdo de exclusividad de Abivax con el Centro Cubano de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), Marzo 2014.
Firma del acuerdo de exclusividad de Abivax con el Centro Cubano de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), Marzo 2014.

 

Agencias.-ATMedios.-Grupo Milenio.- Cuba tiene para convertirse en una potencia en la industria de ciencias biológicas, ya que su economía se abre gradualmente al mundo, de acuerdo con Abivax, una empresa francesa que tiene la licencia de un tratamiento para la hepatitis B que desarrollaron investigadores de la isla.

Abivax planea una oferta pública inicial en París para financiar las pruebas médicas de la vacuna terapéutica ABX203 que desarrolló el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología en La Habana. Harmut Ehrlich, presidente ejecutivo de Abivax, dijo que Cuba tiene ciencia médica de clase mundial lista para aprovecharse a medida de que el país vuelve a entablar contacto con Estados Unidos y el resto de la economía mundial.

Destacó los 500 productos que desarrollaron 40 empresas farmacéuticas durante las últimas décadas, cuando el aislamiento de Cuba dificultó el acceso de algunos medicamentos extranjeros. “Tiene un sólido sistema de salud pública y una sólida base científica porque (Fidel) Castro decidió en los 80 que con el fin de satisfacer las necesidades médicas de la población necesitaban desarrollar sus propios medicamentos”, dijo Ehrlich.

Abivax se encuentra entre las empresas francesas que acompañaron al presidente Françoise Hollande en una visita a Cuba este mes, con lo que se destacó el creciente interés internacional en las oportunidades comerciales que se crearon por las reformas económicas en la isla.

La empresa de París tiene los derechos del ABX203 en 80 países de Europa, Asia y África y compartirá los ingresos con sus socios cubanos si el tratamiento llega al mercado. Las pruebas médicas en última etapa de la vacuna iniciaron en febrero.

Todavía se prohíben los productos cubanos en EU, el mercado farmacéutico más grande del mundo, debido al embargo comercial, pero las posibilidades de que se levante parecen aumentar a medida de que continúan las negociaciones para reanudar las relaciones diplomáticas, que se cortaron desde la guerra fría.

Ehrlich dijo que Abivax está interesado en los derechos del ABX203 para EU en cuanto se abra el mercado. Las empresas europeas esperan tener una ventaja en Cuba sobre sus rivales estadunidenses a las que contiene el embargo. “Se necesita tiempo para construir confianza con nuestros socios en Cuba y creemos que logramos obtenerla”, dijo Ehrlich. “Encontramos que los cubanos (están muy dispuestos a la) colaboración. Para nosotros es un verdadero placer trabajar con ellos”.

El ABX2013 es una inmunoterapia de primera clase que tiene el objetivo de proporcionar una supresión del virus de mayor duración que los tratamientos existentes, y potencialmente su cura.

Se estima que 350 millones de personas en todo el mundo tienen una forma crónica de hepatitis B, que mata a más de un millón de personas cada año.

Los analistas dicen que tanto el ABX203 como un tratamiento separado contra el VIH, que desarrolla Abivax en Francia, tienen mucho potencial si las pruebas son exitosas.

Ehrlich dijo que la compañía está abierta a una alianza con grupos farmacéuticos más grandes para ayudar a llegar al mercado.

No quiso decir cuánto dinero se recaudará en la oferta pública inicial que anunció la semana pasada, pero Abivax está en camino de gastar 20 millones de euros en efectivo este año y 30 millones de euros el próximo año.

Antecedentes

Truffle Capital anunció la creación de Abivax, en colaboración con el Centro Cubano de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB). Esta es la primera vez que se pone en marcha un proyecto de colaboración Euro-Cubano.

Con sede en París, Francia, Abivax busca convertirse en un líder mundial en vacunas terapéuticas y antivirales. Esta nueva compañía reúne los portafolios de productos de Wittycell, Splicos y Zophis, tres compañías de biotecnología francesas financiadas por Truffle Capital. Se espera que el acuerdo de colaboración exclusiva con el CIGB, aprobado por el gobierno cubano, enriquezca más dicha oferta de productos.

El CIGB es el más grande de las filiales del grupo empresarial cubano BioCubaFarma, el cual se especializa en el desarrollo y producción de vacunas y antivirales. Mientras tanto, Abivax ya posee varios activos importantes, incluyendo un conjunto de plataformas tecnológicas, un portafolio de productos de alto valor, y un equipo experimentado en alta gerencia.

Philippe Pouletty MD., fundador y presidente de Abivax expresó “en Truffle Capital, estamos orgullosos de haber fundado Abivax después de dos años de diálogos con Cuba, conocida por sus excelentes médicos y vacunas. Abivax es la primera biofarmacéutica que ha establecido una importante colaboración con Cuba. Esta organización internacional busca estar a la vanguardia de los avances en vacunas terapéuticas”.

“Estamos encantados de tener a Abivax como socio clave de BioCubaFarma. Nuestras habilidades en la investigación, desarrollo y producción de vacunas nos permitirán llegar al mercados internacional en los próximos años”, indicó Norkis Arteaga Morales, Director de desarrollo de negocios de BioCubaFarma.

“La experiencia de Cuba en el desarrollo de vacunas es reconocida en todo el mundo y nuestro objetivo es ser líderes mundiales en vacunas terapéuticas. Buscamos desarrollar innovadoras vacunas y medicamentos antivirales seguros y eficaces, para así alcanzar a un gran número de pacientes en todo el mundo”, comentó el profesor Hartmut Ehrlich, MD., director general de Abivax y ex Director de investigación y desarrollo de Baxter BioScience.

 

Deja un comentario