Informe: Patentes farmacéuticas en España

Elglobal.net.-
La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) acaba de publicar su informe anual correspondiente a 2014 en el que se pone de manifiesto que la industria farmacéutica en España mantuvo el nivel en lo que respecta a patentes durante el año pasado. En concreto, fueron 79 las patentes concedidas en este periodo de tiempo y 83 las que se solicitaron exclusivamente para productos farmacéuticos, aunque el número de solicitudes y concesiones relacionadas con el mundo del medicamento es sustancialmente mayor al contabilizarse otros sectores que tienen relación directa o indirecta con la industria y no estar agrupados bajo ese epígrafe.
Aunque si se compara el flujo de solicitudes que recibe la OEPM con las que efectúan entidades españolas ante la European Patent Office (EPO) se pone de manifiesto que la industria farmacéutica prefiere apostar por la patente continental antes que por la nacional. El 9 por ciento de las solicitudes de patente provenientes de España ante la EPO son para productos farmacéuticos. Además, este sector es el que mayor número de solicitudes realizó ante la autoridad europea. En este apartado se identifican empresas como Almirall, Laboratorios Esteve, Grifols, Oryzon Genomics, Galenicum Health o Laboratorios Lesvi.
Estas cifras, tanto a nivel nacional como europeo, son muy similares a las que se vienen produciendo en años anteriores y ponen de manifiesto que este sector industrial sigue siendo uno de los más activos a la hora de proteger mediante el reconocimiento del derecho a explotar en exclusiva una invención, impidiendo a otros su fabricación, venta o utilización.
La OEPM agrupa las solicitudes y concesiones que realiza en Sectores Técnicos y Tecnologías en Auge, y en ambas la presencia de la industria farmacéutica y sus derivaciones es notoria. De hecho, un año más siguen liderando la actividad investigadora al registrar el mayor número de solicitudes de patentes publicadas en 2014. Ocupan el primer lugar en el ranking de Tecnologías en Auge las Preparaciones de Uso Médico, Dental o Aseo —nueva descripción que hace la OEPM para definir a una parte de la industria farmacéutica— que ascendieron un 12,9 por ciento, mientras que las Composiciones de Microorganismos o Encimas crecieron un 46,9 por ciento y ocuparon el tercer puesto en la clasificación.
Otras tecnologías relacionadas en mayor o menor medida con la industria farmacéutica como los Compuestos Heterocíclicos (71,4 por ciento) y los Análisis de Microorganismos y Encimas (2,9 por ciento) se sitúan en el sexto y octavo lugar respectivamente. En cambio, en lo referente a Sectores Técnicos, los Productos Farmacéuticos ocupan el decimosegundo lugar en la clasificación de la OEPM, mientras que la Biotecnología, que una de sus partes está muy relacionada con la industria farmacéutica, ocupa el séptimo puesto.
Pese a las cifras estables que arroja la industria farmacéutica, el número total de patentes concedidas en 2014 por la OEPM ascendió a 3.101, mientras que el número de solicitadas fue de 3.031. Hay que tener en cuenta que las concesiones de solicitudes de patentes se refieren a toda la actividad de propiedad industrial y para las concedidas en 2014, la petición se realizó con un máximo de 18 meses de antelación, es decir en 2012. En concreto, la compañía BSH Electrodomésticos, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y las universidades públicas son las que soportan la mayor número de solicitudes de patentes efectuaron.
Ampliaciones necesarias
Uno de los apartados que recoge la OEPM y que la industria farmacéutica capitaliza es el referente a Certificados Complementarios de Protección (CCP). Es decir, la extensión durante un periodo máximo de cinco años del título de propiedad industrial para la protección de un principio activo o una combinación de principios activos presentes en un producto farmacéutico, siempre que una patente haya caducado o esté a punto de hacerlo.
En este sentido la OEPM informa que se han solicitado en 2014 un total de 92 CCP y que el número de concesiones ha ascendido a 65. Este recurso para la protección de una patente experimenta un crecimiento en el ámbito de las solicitudes del 17,9 por ciento respecto a 2013, lo que evidencia un interés de la industria por ampliar los 20 años de protección que le confiere una patente concedida.
Un aspecto que también recoge el informe de la OEPM hace referencia a las marcas. Es decir, la concesión del derecho exclusivo a la utilización de un signo de para la identificación de un producto o servicio. La industria farmacéutica en 2014 logró 583 concesiones de registro de marcas y solicitó 1539, ocupando el puesto decimosexto en el ranking español. Las compañías del sector que más solicitudes hicieron han sido Arafarma Group y Almirall. En este sentido también cobra importancia la obtención de nombres comerciales. La industria logró 75 concesiones en 2014 y efectuó 95 solicitudes ocupando el decimoctavo lugar de la OEPM.
apostar por la UE
La industria farmacéutica española tiene que valorar dónde le es más efectivo solicitar una patente por su nivel de protección y la repercusión que pueda tener en otros países. Son habituales los conflictos a este respecto, y una planificación estratégica puede ser decisiva para conseguir los objetivos de protección y reembolso planteados. La directora de Patentes de PONS Patentes y Marcas Internacional, Patricia Ramos, aseguró a EG que “en España el mayor número de solicitantes se centra en centros públicos de investigación o universidades porque es más barata que la europea. En cambio, lo normal es que un laboratorio español prefiera hacer la primera solicitud en Europa por una cuestión puramente estratégica, ya que dedica grandes sumas de dinero y tiempo a la investigación y la patente europea mejora estratégicamente la recuperación de lo invertido”.
Respecto a la importancia de las patentes en España la especialista confirmó que “la industria farmacéutica sigue muy fiel a la protección por patente ya que son muchos años de investigación e inversión para la elaboración de un fármaco y en el que participan muchos actores como pacientes, consorcios e instituciones. Aunque es verdad que en todas los sectores tecnológicos españoles no crece el número de patentes, hay que tener en cuenta que las publicaciones en 2014 se hacen en 2012, periodo que coincide con la crisis económica”.

Deja un comentario