España: Lorca da ejemplo en el uso racional de medicamentos

  laopiniondemurcia.-

Los farmacéuticos de Lorca se desplazaron el pasado lunes a tres espacios públicos del municipio con la finalidad de revisar la ‘bolsa de medicamentos’ de sus habitantes. Se trata de una campaña de concienciación cuyo objetivo es recordar a la población la necesidad de acudir, al menos una vez al año, con todos sus medicamentos a la farmacia, de manera que el farmacéutico pueda detectar caducidades, interacciones, infra o sobremedicación, etcétera.

Esta acción se desarrolló en el Centro Social de Personas Mayores y en los locales sociales de San José y San Cristóbal con la presencia de la consejera de Sanidad y Política social, Catalina Lorenzo, el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, y la presidenta de los farmacéuticos de la Región, Isabel Tovar, que, además, es la responsable científica del proyecto.

La utilización de medicamentos, algo más que habitual en toda unidad familiar, conlleva la preparación de un botiquín en el hogar que tiende a crecer debido a la acumulación de medicamentos por parte de sus usuarios. Esto hace que pueda ser utilizado incorrectamente, desembocando en consecuencias negativas para la salud del paciente.

La realidad indica que algunos pacientes no cumplen o finalizan sus tratamientos. Esto generalmente desemboca en el almacenamiento de medicamentos en los hogares o en una mala eliminación de los residuos de estos. De esta manera, el botiquín puede llegar a acumular injustificadamente fármacos destinados a aliviar dolencias caducados, en mal estado y los resultantes de tratamientos ya finalizados.
Para ello, los farmacéuticos de Lorca, en consonancia con su faceta de asesores de la población, propusieron a los pacientes acudir con sus ‘bolsas de medicamentos’ acumulados en el hogar, para recibir la información y el consejo referente a cada uno de los contenidos que aportaron.

Se analizaron más de 40 botiquines caseros y en breve se presentarán las conclusiones del estudio que se va a realizar al respecto, para poder manejar datos sobre el uso que los ciudadanos dan a los medicamentos de prescripción o a los consejos del farmacéutico.
Esta campaña se desarrolló, como experiencia piloto, el pasado mes de febrero en Archena, donde se analizaron los datos de 25 pacientes crónicos polimedicados que acudieron a la revisión de la bolsa de medicamentos.

Los resultados reflejaron: incumplimiento de las pautas de administración (13,1%) y de la posología prescrita por el médico (7,1%), posibles problemas de salud no tratados (3,2%), posible sobremedicación (2,7%), caducados (11,6%), posibles reacciones adversas (0,8%), medicamentos incorrectamente almacenados en su caja o señalizados (2,8%), medicamentos con problemas de conservación (2,8%) y medicamentos que no presentan anomalías (55,9%).

El porcentaje de pacientes a los que se les aplicó alguna intervención del farmacéutico fue de un 11%. Se detectó que la implicación de los pacientes iba aumentando conforme avanzaba la campaña y al mismo tiempo la satisfacción de los mismos por la atención y el servicio prestado por sus farmacéuticos.

Procedimiento de trabajo
Asímismo, se definió el concepto de revisión de la bolsa de medicamentos como «un examen estructurado y crítico de la medicación que toma un paciente, con el objeto de llegar a un acuerdo con él acerca de su tratamiento, para optimizar el efecto de la medicación y minimizar el número de problemas asociados a ésta, reduciendo por tanto el consumo innecesario».

En primer lugar se debe citar al paciente con la ‘bolsa’ y los medicamentos que está tomando (prescritos por un facultativo, indicados por el farmacéutico para síntomas menores, homeopatía y otros como fitoterapia, complementos nutricionales…). El farmacéutico revisará la bolsa de medicamentos y elaborará una lista de todos los medicamentos, siguiendo unas instrucciones (ver cuadro inferior).

De acuerdo a las mencionadas indicaciones se podrá valorar los siguientes aspectos: adecuación de la prescripción (sobremedicación, inframedicación, uso inapropiado del medicamento y elección correcta del mismo) y posología adecuada (dosis, frecuencia de la administración, forma farmacéutica, hora de la administración y duración correcta del tratamiento), interacciones (entre medicamentos y entre medicamentos y alimentos) y toxicidad (efecto adverso; si se da, hay que evaluar si está asociado a algún medicamento y aplicar una acción correctora).

Deja un comentario