El arquitecto de la innovación sanitaria

Ara Darzi.

Por José Luis de la Serna-EL Mundo.-

 

Ha sido ministro de sanidad, ideólogo de muchas reformas del Sistema Nacional de Salud, nombrado Lord Darzi of Denham, preside el Instituto de Salud Global del Imperial College de Londres y es el creador de la Cumbre Mundial de Innovación en Salud.

Este cronista, que lleva dos décadas y media acudiendo a grandes congresos médicos en casi todo el mundo y que ha entrevistado a un número elevado de grandes personalidades de la biomedicina, reconoce que nunca ha conocido a alguien parecido a Lord Ara Darzi. Cuando lo vi por primera vez en Doha -dirigiendo la Cumbre Mundial de Innovación en Salud (WISH)- a finales del año 2013, me sorprendió su visión muy diferente de lo tópicos al uso de lo que hay que entender por innovación global en salud. Cuando se indaga en su biografía, se percibe que el abanico de diferentes matices relacionados con la innovación en salud y medicina que despliega el actual profesor de cirugía del Imperial Collegue de Londres es impresionante. No se puede hablar de innovación global de salud sin nombrarle.

De origen armenio, nacido en Bagdad hace 55 años -donde hizo todo el bachillerato- Darzi se trasladó a Irlanda a estudiar medicina. Se licenció y especializó en cirugía en Dublín.

Eran los años en los que se iniciaban las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas -en las que se obviaban las grandes incisiones sustituyéndolas por una cámara de televisión en el abdomen y operando desde fuera con instrumentos parecidos a largos palillos chinos- y en las que el doctor Darzi estaba destacando tanto que los ingleses le propusieron un contrato en Londres (tenía 31 años) para impulsar ese método en uno de los mejores hospitales públicos de la ciudad.

No es fácil resumir la hoja de ruta innovadora por la que ha transitado el cirujano desde entonces. Pionero también en cirugía robótica, reconoce que la ingeniería es una sus pasiones. Independientemente de haber publicado más de 800 trabajos científicos y tener un extraordinario curriculum académico, Ara Darzi tiene otra pasión: intentar innovar en conceptos de salud que ayuden a mejora la sanidad no sólo de los británicos si no de todo el mundo. Incluso desde la política. Ha sido ministro de sanidad, ideólogo de muchas reformas del Sistema Nacional de Salud, nombrado Lord Darzi of Denham, preside el Instituto de Salud Global del Imperial College de Londres y es el creador de la Cumbre Mundial de Innovación en Salud que, bajo el patrocinio de la Fundación Qatar se celebra periódicamente en Doha.

Darzi recibe a EM en su despacho del Hospital Saint Mary’s -a unos metros de la estación de Paddington, en Londres- vestido ya con el pijama azul con el que va entrar en el quirófano en cuanto finalice la entrevista.

¿Cómo surgió la idea de la cumbre mundial de innovación en salud (WISH)?

La sanidad necesita innovación, no solo innovación clínica también innovación política y administrativa. Creemos que esa innovación hay que llevarla a cabo basada en evidencias sólidas y esa es la razón que hay detrás de WISH. Datos contundentes sobre problemas concretos para compartirlos con políticos, administradores, universidades, clínicos, pacientes y comunicadores.

Los desafíos de salud de este siglo son, independientemente de aspectos locales, globales. ¿No?

Los problemas son similares en casi todas partes. La diabetes, la obesidad, la demencia, la salud mental, el cáncer… afectan a todos los países. La mayor carga de enfermedad ahora proviene de las patologías crónicas. Nuestra idea es profundizar en esos problemas y publicar informes que luego se discutan en la cumbre de Doha y después se diseminen para que tengan mayor impacto. Todo gracias también al compromiso y la ayuda de la Fundación Qatar y la absoluta implicación de su Alteza Mozah bint Nasser al-Missned.

¿Qué está ocurriendo para que en unos años los grandes problemas de salud en todo el mundo tengan que ver con estilos de vida?

Existen muchos cambios. Están siendo muy rápidos: la alimentación, la falta de ejercicio… En Oriente Medio, por ejemplo, la prevalencia de diabetes tipo 2 es muy preocupante. Por eso tenemos que conseguir evidencia sólida para prevenir estas enfermedades y para tratarlas, modificando los hábitos de vida. Y ya hay ejemplos bastante buenos que prueban que esto es posible.

¿Por qué creen que el concepto de ‘compromiso del paciente’ o mejor aún compromiso del ciudadano en la salud es tan importante?

Es fundamental. No se concibe un sector en el mundo en el que el ‘cliente’ no sea una parte trascendente. Hemos hecho una medicina muy paternalista desde siempre. Hay que cambiar. El ciudadano no está suficientemente informado. Yo mismo hasta hace relativamente poco no era consciente de la cantidad de azúcar que lleva una lata de Coca Cola, por ejemplo. Hay que saber lo que contienen los alimentos y saber también cuáles son las poblaciones de mayor riesgo de padecer una patología determinada. Porque será en esa población precisamente donde tendremos que hacer más énfasis a la hora de prevenir.

¿Qué impacto tendrá la salud movil (M-health) en la innovación sanitaria?

Creo que es uno de los aspectos más importantes y disruptivos , puesto que cambia completamente la manera en la que nos comunicamos. Tendrá enorme trascendencia y en los países con menos recursos sanitarios es donde más se va a notar. La trataremos en un próximo WISH.

¿Por cierto, cuándo será?

En 2016.

¿Han podido evaluar el impacto global que está teniendo WISH?

Creo que estamos teniendo mucho impacto. No sólo en los medios de casi todo el mundo, sino también en las esferas políticas, en los gobiernos, en los gerentes sanitarios. Los informes sobre salud mental o seguridad del paciente, por ejemplo, se están teniendo muy en cuenta.

Deja un comentario