Científicos chinos y estadounidenses revierten la principal mutación genética que causa el envejecimiento

 

Un equipo de especialistas -del Instituto Salk de California y de la Academia de Ciencias de China- buscando una cura para una enfermedad llamada “Síndrome de Werner” (una patología que hace envejecer prematuramente y acelera la muerte), descubrieron que los procesos de envejecimiento, están ligados directamente al deterioro de paquetes de ADN, conocidos como heterocromatina.

La investigación permite asegurar que el deterioro asociado ala edad, podría ser vuelto atrás en caso de prevenir o evitar daños en la heterocromatina. Precisamente el síndrome de Werner, causa la desorganización de la heterocromatina.
“Esta interrupción del empaquetamiento normal del ADN es un motor clave del envejecimiento”, asegura el autor principal del estudio, Juan Carlos Izpisúa Belmonte, en la publicación que hace del trabajo, el último número de la revista Science.

La replicación del ADN en el foco de la atención
La enfermedad que estudiaba el equipo –mortal antes que el paciente cumpla 40-50 años- está relacionada con la mutación de un gen WRN, que genera la proteína de iguales siglas. La proteína, es una enzima capaz de mantener la estructura del ADN de una persona, pero cuando muta en el síndrome de Werner, se interrumpe la replicación del ADN, lo que podría ser causa directa del envejecimiento prematuro. Los científicos intentan develar la forma en que la proteína WRN, mutada, produce la crisis celular, para lo que elaboraron un modelo celular del síndrome. Al suprimir el gen WRN, descubrieron que el paquete de ADN sufría interrupciones en la estructura de la heterocromatina, a nivel de sus marcadores químicos.
“En términos más generales, sugiere que las alteraciones acumuladas en la estructura de la heterocromatina pueden ser una importante causa subyacente de envejecimiento celular. Esto plantea la pregunta de si podemos revertir estas alteraciones, como la remodelación de una antigua casa o un automóvil, para prevenir o incluso revertir el declive y enfermedades relacionadas con la edad”, explica Izpisúa Belmonte, en el informe que publica el diario La Vanguardia de España.

Deja un comentario