México: Acercan morfina a la población

Por: Laura Toribio.

En junio cualquier médico podrá recetar opioides para el control del dolor

La Cofepris promoverá que un mayor número de farmacias comercialicen morfina en México, en tanto que la UNAM incorporará asignaturas sobre el uso del opioide. Foto: Daniel Betanzos/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 3  de mayo.- Los mexicanos ya no deben morir con dolor. Con este objetivo, la Secretaría de Salud federal está a punto de concretar la estrategia para el acceso y disponibilidad de analgésicos opioides, como la morfina, para reducir el dolor en los enfermos terminales.

En el primer semestre de este año estará operando la plataforma electrónica para la emisión de recetarios para prescribir morfina y otros medicamentos controlados que se utilicen para el dolor, así como para el llenado y la administración de los libros de control.

Con ello, a más tardar en junio próximo, cualquier médico, sin importar si es o no especialista, podrá recetar a sus pacientes opioides para el control del dolor y cuidados paliativos a través del mecanismo electrónico.

La estrategia que simplificará la prescripción de la morfina y otros medicamentos para cuidados paliativos ya fue presentada ante representantes de farmacias y distribuidores de medicamentos.

En entrevista con Excélsior, el comisionado de Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Julio Sánchez, detalló que actualmente se tiene conocimiento de la existencia de 72 mil 164 unidades de morfina en el mercado, mientras que en proceso de fabricación en los laboratorios se cuenta con 273 mil 925 unidades, lo que garantiza el abasto.

En México hoy en día cualquier médico, con el hecho de que tenga una cédula profesional, puede solicitar un recetario especial para recetar morfina, no sólo los oncólogos o los médicos especialistas”, explicó el comisionado Sánchez.

El problema es que hoy todavía para prescribir morfina los médicos tienen que ir a solicitar un recetario especial con código de barras hasta las oficinas de la Cofepris, lo que se convierte en un desincentivo para recetarla a sus pacientes. Lo mismo ocurre con los libros de control físicos que deben tener las farmacias y los distribuidores.

En este contexto el comisionado Julio Sánchez admitió la existencia de un entorno regulatorio inadecuado y la persistencia de fallas de información y coordinación que provocaron que hubiera una percepción generalizada de escasez de morfina en México hasta hace menos de un año, además de un desconocimiento por parte de los médicos sobre los usos de la morfina.

Ahora la Cofepris, dijo, incentivará que más cadenas de farmacias comercialicen morfina en México con los libros de control electrónico, mientras las facultades de Medicina en México, empezando por la Facultad de Medicina de la UNAM, incorporarán en su plan curricular asignaturas que aborden el uso de la prescripción de morfina.

El año pasado Human Rights Watch advirtió que en México unas 300 mil personas requieren cuidados paliativos hacia el final de su vida cada año, pero tienen un acceso muy limitado.

A decir de la organización, un obstáculo importante es justo el limitado acceso a la morfina y otros analgésicos opioides por las barreras regulatorias.

Sobre el dolor

  • De acuerdo con la OMS, alrededor de 80 por ciento de los pacientes que padecen cáncer o sida, así como 67 por ciento de los pacientes con enfermedades cardiovasculares y pulmonares crónicas experimentarán un dolor de moderado a severo al final de su vida.
  • La OMS define a los cuidados paliativos como “una forma de mejorar la calidad de vida de pacientes y sus familias encarando los problemas asociados con enfermedades que amenacen la vida, a través de la evaluación impecable y el tratamiento del dolor y otros problemas físicos, sicológicos y espirituales”.
  • El país latinoamericano con mayor consumo per cápita de morfina es Argentina, con 10.08 mg.
  • México registra un consumo per cápita de morfina de 0.51 mg.

Deja un comentario