Nuevos medicamentos chinos

China ha desarrollado un medicamento contra un tipo poco común del cáncer de los ganglios linfáticos.

Chidamide, que así se llama el medicamento, es el primero en ser aprobado para su venta en los Estados Unidos.

Es el primer éxito de Shenzhen Chipscreen Biosciences, una compañía de biotecnología que desarrolla nuevos medicamentos. Su cofundador, Xian-Ping Lu, lleva 14 años trabajando para sacar adelante la compañía después de dejar su puesto como director de investigación de una compañía farmacéutica estadounidense.Xian-Ping Lu-ShenzhenChina ha apoyado este proyecto así como otros, ya que su objetivo es impulsar la industria farmacéutica china para poder surtir más allá de los productos genéricos.

El costo de la investigación del medicamento ha sido grande – de 70 millones de dólares -, aunque se calcula que mucho menor a la cantidad gastada si se hubiera fabricado en los Estados Unidos.

Con un gran potencial de innovación, según los datos de Deloitte China, la inversión del gigante asiático en productos farmacéuticos va incrementándose poco a poco. Así, este año se espera que el gobierno gaste 107.000 millones de dólares en esta industria.

Aunque se cuenta con infraestructuras de investigación potentes, así como científicos y médicos muy implicados con la causa, lo que más estanca el buen desarrollo de nuevos medicamentos es la burocracia. Las normas chinas atascan la aprobación de nuevos medicamentos.Muchas de las empresas locales están sacando adelante con mucho esfuerzo algunos proyectos médicos. A base de investigación, los ensayos clínicos intentan proveer nuevos servicios.

Hua Medicine, por ejemplo, compra los derechos a multinacionales para desarrollar medicinas nuevas en el país.Sorteando como pueden los obstáculos, investigadores como Xian-Ping Lu o Li Chen intentan competir desde pequeñas empresas con grandes multinacionales occidentales que controlan el mercado farmacéutico. Los científicos e investigadores se unen para luchar, como ellos dicen, con el “cerebro científico”.

Sandra Sánchez Guerra

RedacciónFuente: WS Journal

 

Deja un comentario