Trabajadores de Pfizer exigen contraloría sobre el uso de divisas para medicamentos

Farmacéuticas importan más y producen menos

pfycerPor: D. López/Arsenal Terapéutico

La ausencia de productos farmacéuticos en los anaqueles es una de las preocupaciones más álgidas de la población venezolana en la actualidad, ya que se trata de productos necesarios para abordar patologías diversas. Asunto sensible, pues de ellos depende en gran medida la salud y la vida de la población.

Para conocer la situación de los medicamentos, a la luz de las ventajas que tienen las empresas farmacéuticas para obtener dólares preferenciales que permitan mantener la producción, entrevistamos a Alí Mora, Secretario General del Sindicato de Trabajadores de Pfizer, uno de los laboratorios estadounidenses más importantes del mundo, con sede en Valencia, estado Carabobo, quien explicó, en el programa radial Arsenal Terapéutico, que la escasez de medicamentos se ha agudizado ya que las empresas químico-farmacéuticas han adoptado un patrón de reducción de la producción, privilegiando, por un lado, las importaciones y, por el otro, la mono producción de medicinas.

Mora denunció que no existe materia prima para la industria porque estas se han dedicado a solicitar dólares para importar productos terminados. “En este momento las industrias tienen un problema de producción, posiblemente generado por toda la estrategia de guerra económica. Necesitamos que el Estado, como órgano que garantiza el aporte de los dólares, certifique esta escasez de materia prima que existe actualmente en la industria” indicó el líder sindical.

Una de las exigencias del Sindicato de Pfizer es que en las mesas de negociación adelantadas por el gobierno y el sector privado se incorpore a los trabajadores para que puedan hacer contraloría social sobre el uso adecuado de divisas. “Nosotros, los trabajadores, no hemos visto reciprocidad en ese sistema comercial. No ha existido, dentro de ese manejo de divisas o de ganancias que han tenido, un incremento en la mano de obra, en la producción”, explicó Mora.

El trabajador farmacéutico se pregunta: si hay asignación de divisas por parte del Estado, por qué no hay materia prima en las empresas. Exige, desde el sindicato de Pfizer, que los trabajadores y trabajadoras sean incorporados a las labores de inspección para garantizar el uso adecuado de las divisas.

La guerra económica en cifras

Alí Mora explica que la nómina de Pfizer alcanza unos 700 trabajadores y trabajadoras, de los cuales 300 aproximadamente se dedican a la producción de medicamentos. De una gama de 400 productos que esta empresa fabrica en todo el mundo, en Venezuela se producían 40 para 2008. Según Mora, actualmente sólo se fabrican tres o cuatro, de los cuales el acetaminofén (bajo la marca Atamel) es el que más se produce.

¿Y por qué no se consigue Atamel en las farmacias? Mora atribuye este desbalance a dos razones principales: “todas las industrias químico-farmacéuticas del país están adoptando la reducción de sus actividades. Lo que antes producían 30 o 40 empresas del país, ahora lo produce una. Una produce acetaminofén, la otra produce otra cosa, y así van reduciendo su producción. Al ser una sola empresa la que produce el medicamento, no hay abastecimiento”.

Por otro lado, Alí Mora considera que la cadena de distribución no está siendo monitoreada. “Aquí hay cuatro compradores de productos farmacéuticos y eso hay que revisarlo. No puede ser que se le dé el producto a una gran cadena de distribución y no está en los anaqueles”, enfatizó.

El líder sindical considera que el ejercicio de la contraloría social por parte de los trabajadores y trabajadoras es la única forma de evitar todas las desviaciones de la cadena productiva y de comercialización de medicamentos. Proponen condicionar la entrega de divisas a cambio de la instalación de fábricas de medicamentos en el país, ya que muchas de las empresas que reciben dólares para la importación, no cuentan con plantas en Venezuela.

Para que tengan una idea: nosotros consumimos per cápita más medicamentos que Brasil. En 2013 esa industria (en el país) vendió 7 mil millones de dólares. Brasil vendió 10 mil millones de dólares y tiene cuatro veces nuestra población. A esas industrias les interesa quedarse en Venezuela”, destacó Mora.

Deja un comentario