California: las medicinas recetadas causan más muertes que las drogas duras

botiquin

La Opinión.

(Los Angeles). Las medicinas recetadas que se encuentran en el botiquín del baño resultan ser más mortales que las sobredosis por heroína y cocaína, advirtieron autoridades de salud del condado que este viernes anunciaron una campaña en contra del abuso de esos medicamentos.

Del 2008 al 2013 en el condado de Los Ángeles se registraron 2,362 muertes relacionadas al consumo de opiáceos o medicinas recetadas para el dolor que contienen hidrocodona, oxicodona, hidromorfona y morfina.

Esos fármacos son conocidos en su forma comercial como Vicodin, Norco (hydrocodone), OxyContin, Percocet (oxycodone), Opana y Dilaudid, entre otros.

Las muertes en Los Ángeles relacionadas a “la chiva”, como se le conoce a la heroína, fueron 1,312 en esos mismos seis años, según los datos del Departamento de Salud Pública del Condado (DPH).

A nivel nacional las muertes por ese tipo medicinas recetadas durante el año 2010 fueron más de 16,000, muy por encima de la suma de los decesos por sobredosis de heroína, cocaína y benzodiazepinas (sedantes como lorazepam, diazepam o zopiclone), que fueron alrededor de 13,000.

“De acuerdo con el CDC (Centros para el Control de Enfermedades) se trata de una epidemia a nivel nacional”, comentó el doctor Jeffrey Gunzenhauser, jefe del DPH. “Nosotros tuvimos en el 2013 casi 400 muertos por el sobreuso de opiáceos recetados”.

Para combatir esa “epidemia” del abuso de narcóticos recetados, doctores, enfermeras, autoridades de salud, clínicas y hospitales de todo el condado estarán trabajando en colaboración.

“Es un programa nuevo para educar e informar a los pacientes en los departamentos de emergencia del abuso y sobredosis de narcóticos muy comunes que se usan cuando hay dolor agudo o crónico, ya que una sobredosis puede causar la muerte”, dijo Martín Gallegos, vicepresidente de la Asociación de Hospitales del Sur de California.

“También queremos asegurar que los médicos receten de manera apropiada estos medicamentos respecto a dosis y cantidades para evitar adicción en los pacientes”, comentó.

Las autoridades de salud consideran que el elevado número de muertes por medicamentos recetados es debido a su fácil acceso.

“Y a que muchas veces los mismos médicos hacen recetas sin evaluar bien a los pacientes”, agregó Gallegos.

Deja un comentario