Costa Rica: Marihuana medicinal, millonario negocio

Inversionistas y farmacéuticas interesados en producción

Resumen ejecutivo

Invertir en la producción y la venta de marihuana medicinal resultaría un negocio millonario desde el primer año.
Ya existe una demanda creciente de terapias de marihuana que ayuden desde el control del dolor hasta la regeneración celular.
Los productos se comercializarían en aceites, pastillas, inyectables y spray, siempre bajo receta médica.
El reciente aval de la Caja al proyecto de ley para legalizar el uso de la hierba, abre una oportunidad de negocio a las farmacéuticas.

Invertir en la producción y la venta de marihuana medicinal puede resultar un negocio millonario desde el primer año.
Se estima que un dispensario especializado donde se venderán los productos a los pacientes generaría un ingreso de $30 mil a $100 mil por año.
Cualquier persona podría solicitar la licencia para operar el dispensario, siempre y cuando cumpla con los criterios, incluido el hecho de que sea una tienda dedicada exclusivamente a este tipo de productos.
Por su parte, los cultivadores obtendrían entre $500 mil y $1 millón si cosecharan una tonelada por año, de acuerdo con una estimación de la empresa analista Zegreenlab.
Los productos se comercializarían como aceites, pastillas, inyectables y spray, entre otros formatos.
Una empresa que cultiva cannabis no puede al mismo tiempo estar en el negocio de la venta al consumidor.
Compañías de Holanda y Canadá, así como locales, están dispuestas a invertir, aunque los nombres aún no son revelados.
Para las farmacéuticas locales, incluidos varios de los mayores proveedores de medicamentos, el reciente aval de la Caja al proyecto también abre una oportunidad de negocio.
El mercado, por su parte, está creciendo para una serie de terapias que ayuden desde el control del dolor hasta la regeneración celular.
El mayor uso de la marihuana médica es para los pacientes con cáncer.
Sin embargo, puede ayudar también con depresión, esclerosis múltiple y epilepsia entre otras enfermedades.
En cuanto a los controles, el negocio sería regulado por el Ministerio de Salud, que otorgaría los permisos, y que, al mismo tiempo, impondría límites a la cantidad de la marihuana medicinal que se pueda vender.
Una dependencia del Ministerio de Salud, un instituto de control de cannabis, sería el órgano responsable de manejar el otorgamiento de licencias y establecer los controles.
Por su parte, el paciente solo podría comprarla bajo receta médica.
Se espera que la iniciativa se dictamine pronto en la Comisión de Jurídicos del Congreso y que, de esta forma, pase al Plenario para su votación final antes de abril.
El proyecto es impulsado por Marvin Atencio, diputado del Partido Acción Ciudadana.

Deja un comentario